Fundador WikiLeaks busca evitar extradición a Suecia

lunes 7 de febrero de 2011 17:42 GYT
 

Por Adrian Croft

LONDRES (Reuters) - El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, solicitó a un juez británico el lunes que bloquee su extradición a Suecia por acusaciones de delitos sexuales, argumentando que no obtendría un juicio justo y que terminaría enfrentando una ejecución en Estados Unidos.

El experto en computadoras australiano, de 39 años, que ha enfurecido al Gobierno estadounidense al divulgar miles de cables diplomáticos secretos en su sitio web, es buscado en Suecia, donde dos voluntarias de WikiLeaks lo acusan de abuso sexual. Assange niega los cargos.

Sus abogados argumentaron en el primero de los dos días de audiencias en el Tribunal de Magistrados de Belmarsh, en el sureste de Londres, que su cliente no debería ser enviado a Suecia porque en ese país los procesos por violación suelen celebrarse en privado, por lo que no tendría un juicio justo.

Assange, que lleva en libertad bajo fianza y con unas normas estrictas desde diciembre, dijo al final del día que confía en que las audiencias acaben con un resultado positivo para él.

"En los últimos cinco meses y medio hemos estado en una situación en la que se ha aplicado una caja negra sobre mi vida. En el exterior de esa caja negra se ha escrito la palabra 'violación'. Esa caja, ahora, gracias a un proceso judicial abierto, se está abriendo", dijo ante un gran número de periodistas.

Su abogado Geoffrey Robertson dijo en la sesión judicial: "No se puede tener un juicio justo cuando los medios y el público están excluidos del tribunal (...) Hay un riesgo real de flagrante violación de sus derechos".

"PENA DE MUERTE"

En una presentación de 74 páginas, los abogados de Assange argumentaron que existe el peligro de que, si su cliente fuera extraditado a Suecia, Estados Unidos busque su "extradición y/o transferencia ilegal a Estados Unidos, donde existe un riesgo real de que sea detenido en Bahía Guantánamo".   Continuación...

 
<p>Foto de archivo: El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, abandona un recinto en Londres, ene 17 2011. REUTERS/Paul Hackett (BRITAIN)</p>