Juego sobre contrabando en frontera EEUU desata controversia

jueves 10 de febrero de 2011 15:20 GYT
 

TUCSON, EEUU (Reuters) - Una controvertida aplicación de iPod y iPad con un juego que satiriza los peligros de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos desató una controversia entre grupos que luchan por los derechos de los inmigrantes.

En "Smuggle Truck", que será lanzado el próximo mes, un camión rebota en una ruta desértica y expulsa hombres, mujeres y niños mientras choca o salta sobre arroyos y cañones.

Los creadores dijeron que el juego, cuyo objetivo es mantener a los inmigrantes en la cabina del camión mientras cruzan por las áreas de frontera, busca burlarse sobre el fallido sistema de inmigración del país.

Pero los activistas no vieron el lado gracioso de la aplicación.

Alrededor de 11 millones de inmigrantes ilegales viven y trabajan en las sombras en Estados Unidos. Cada año, cientos de miles son arrestados al intentar ingresar en la escarpada frontera con México y cientos mueren durante el viaje.

"Smuggle Truck está inspirado en la frustración que nuestros amigos han experimentado al intentar migrar a Estados Unidos", dijo la firma de Boston Owlchemy Labs, creadora del juego, en un comunicado en Internet.

"Al ser un tema tan conflictivo y ampliamente ignorado en los medios populares, y sobre todo en los videojuegos, sentimos que la mejor manera de criticarlo era con una sátira interactiva", agregó.

En el sur de Arizona, donde 11 inmigrantes ilegales murieron cuando un camión de contrabando volcó en junio del 2009, activistas de los derechos de los inmigrantes dijeron que el juego no tiene ningún fin útil.

"No ayuda para nada a la inmigración ni a entender la frontera y cuáles son las realidades", sostuvo Jennifer Allen, directora ejecutiva de la Red Acción de Frontera, basada en Tucson.

"Cruzar la frontera desafortunadamente no es un salto en una camioneta o un brinco en una ruta desierta. Se ha convertido en una travesía muy riesgosa", añadió.

(Reporte de Tim Gaynor; Editado en español por Patricia Avila)