15 de febrero de 2011 / 17:51 / en 7 años

ANALISIS-China, clave para futuros precios de materias primas

Por Pratima Desai

LONDRES (Reuters) - Un fortalecimiento de la economía mundial y un crecimiento de la demanda mantendrían altos los precios de las materias primas en los próximos meses, pero existe el riesgo de que China pueda seguir subiendo las tasas y provocar un revés.

Bajos inventarios hacen que el cobre y el maíz sean las apuestas favoritas de inversores este año mientras los precios se mantengan fuertes.

“Las materias primas se están beneficiando de la recuperación mundial. El mundo emergente todavía está creciendo con bastante fuerza, y la demanda por metales es igualmente muy sólida”, dijo Robert Talbut, jefe de inversiones de Royal London Asset Management.

Los precios del cobre han subido por señales de un fuerte crecimiento de las manufacturas en Estados Unidos, la mayor economía mundial, y en China, que han representado una alta porción en la demanda por materias primas en los últimos años.

El metal, usado ampliamente en las industrias de energía y construcción, se disparó por encima del nivel clave de 10.000 dólares la tonelada a comienzos de este mes y el martes tocó un máximo histórico de 10.190 dólares la tonelada tras un dato de inflación chino por debajo de lo previsto.

Los precios del maíz han trepado a máximos de 2 años y medio por encima de los 7 dólares por bushel, y el petróleo Brent superó los 104 dólares el barril, a un máximo de más de dos años.

“Lo que hemos visto claramente desde el fin del año pasado es mejora económica, específicamente en economías desarrolladas”, dijo Koen Straetmans, estratega de ING Investment Management.

“Estoy sobreponderando metales industriales como el cobre. No espero que la energía supere el desempeño de metales básicos o (materias primas) agrícolas”, añadió.

CHINA, EL COMODIN

Algunos administradores de fondos dicen que esperan que China debilite el entusiasmo en el mercado en momentos en que la segunda economía mundial combate tenazmente altas presiones inflacionarias con tasas de interés más elevadas.

Pero otros señalan que caídas de precio como las vistas luego de que China subió sus tasas el 8 de febrero son oportunidades de compra.

“No creemos que vaya a haber un significativo ajuste monetario mundial este año”, sostuvo Talbut.

La aceleración en la inflación del precio de los alimentos ha sido conducida por crecientes valores de materias primas como el trigo estadounidense, a máximos de 2 años y medio, el café arábigo, que alcanzó un récord de 13 años y medio, y el azúcar sin refinar, que subió a su nivel más alto en más de tres décadas.

Es una creciente preocupación para líderes mundiales y ha contribuido a tensiones políticas en países con alta tasa de pobreza, como quedó en evidencia en el derrocamiento del presidente de Túnez en enero. Aquellos disturbios se han extendido a Egipto, Yemen y Jordania.

INVENTARIOS SON CLAVE

Los inventarios son el factor clave que diferencia las perspectivas para las materias primas.

“Los riesgos de precio posiblemente serán con sesgo al alza para mercados donde tenemos bajos inventarios (...) Considerando esto resaltaríamos al cobre”, dijo Stefan Graber, analista de materias primas en Credit Suisse Private Banking.

Las existencias de cobre en los depósitos de la Bolsa de Metales de Londres (LME por su sigla en inglés) han subido en cerca de 50.000 toneladas desde septiembre a más de 400.000 toneladas, una pequeña fracción de los estimados de consumo total de alrededor de 21 millones de toneladas este año, comparado con las 19 millones en el 2010.

Los inventarios actuales se comparan con niveles de cerca de 555.075 toneladas en febrero del 2010 y más de 980.000 toneladas en mayo del 2002.

“Con limitados suministros sumándose durante el trascurso de este año, las ganancias de precio para el cobre van estar con nosotros por un tiempo”, aseguró Graber.

“Para el petróleo existe capacidad de producción ociosa”, añadió.

La capacidad ociosa de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) está contemplada en unos 5 millones de barriles por día (bpd), la que puede ser activada rápidamente en caso de interrupciones.

Para el maíz la historia es de persistente escasez de suministro, debido principalmente a la creciente prosperidad económica y el consumo de carne en naciones desarrolladas como también la mayor producción de etanol.

Los últimos estimados de Estados Unidos fueron que los inventarios de maíz caerían en un 9 por ciento este año a mínimos de 15 años debido a que una cantidad récord está siendo usada para producir el biocombustible.

“La estrechez posiblemente persistirá”, dijo Graber.

Reporte adicional de Barbara Lewis, Nigel Hunt, Eric Onstad y Nick Trevethan; editado en español por Marcel Deza

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below