Ciberdelito cuesta 27.000 mln libras al año Gran Bretaña:estudio

jueves 17 de febrero de 2011 14:36 GYT
 

Por Michael Holden

LONDRES (Reuters) - El ciberdelito cuesta a la economía británica unos 27.000 millones de libras (43.500 millones de dólares) al año y parece ser un problema "endémico", según la primera estimación oficial del Gobierno, publicada el jueves.

El estudio de la Oficina de Ciberseguridad británica concluyó que el delito digital es un problema generalizado y creciente y los intentos para abordarlo han sido frenados por una falta real de comprensión y perspicacia.

Los negocios cargan con el peso principal de los costos con una estimación de 21.000 millones de libras, y los más afectados son los sectores farmacéutico, biotecnológico, de tecnología de la información y la química.

Sin embargo, el Gobierno perdió 2.200 millones de libras y el costo para los británicos supuso unos 3.100 millones de libras, según el informe "El costo del ciberdelito".

El año pasado, la Estrategia de Seguridad Nacional de Gran Bretaña situó los ciberataques como una de las principales amenazas a las que se enfrenta el país, junto con el terrorismo, la guerra y los desastres naturales.

Gran Bretaña está destinando unos 650 millones de libras a un nuevo programa nacional de ciberseguridad.

El informe dijo que se perdieron unos 9.200 millones de libras en robo de propiedad intelectual, 7.600 millones en espionaje industrial y 2.200 millones en extorsión, y que las grandes compañías están siendo objetivo de los ataques.

"Aunque la existencia de ciberdelito en la economía de Gran Bretaña parece endémica, los esfuerzos para abordarla parecen ser más tácticos que estratégicos", dijo el texto.

Martin Sutherland, director de Detica, que ayudó a recopilar la información, dijo: "Debemos movilizar al Gobierno y a la industria para construir una imagen coherente de la amenaza y crear un mecanismo consistente que permita a las empresas informar de ciberdelito sin el riesgo de dañar su reputación".

(Traducido por Inmaculada Sanz en la Redacción de Madrid; Editado por Lucila Sigal)