RESUMEN-Empresas telecomunicaciones ven panorama débil en Europa

viernes 25 de febrero de 2011 14:51 GYT
 

Por Nicola Leske

FRANCFORT (Reuters) - Deutsche Telekom espera un año de estancamiento en las ganancias, uniéndose a la liga de principales operadores europeos de telecomunicaciones que luchan por defender el dominio de sus mercados nacionales.

"Hemos enfrentado las condiciones adversas provocadas por el ambiente económico, impuestos especiales en varios países y una dura competencia", dijo su presidente ejecutivo, Rene Obermann, en un comunicado el viernes.

De manera similar, sus rivales Telefónica, Telecom Italia y Belgacom han sentido el impacto de las bajas de las tasas de roaming y las comisiones por interconexión, además de la presión macroeconómica, especialmente en España.

La mayoría de los operadores europeos han intentado compensar el flojo crecimiento en sus mercados domésticos con adquisiciones en el exterior, pero con un éxito limitado.

El mercado nacional de Deutsche Telekom no decayó en el cuarto trimestre, gracias a las ventas de teléfonos inteligentes y planes de datos, pero sus operaciones en el sureste europeo vieron un caída de dos dígitos de ingresos y de la utilidad recurrente a causa de tensiones económicas en Grecia y Rumania y presión regulatorios en otros países.

En Estados Unidos, los resultados del alicaído T-Mobile USA -que solía ser el motor de crecimiento de la compañía- se veían más estables, pero las adiciones de clientes netas fueron decepcionantes, según analistas, lo que provocaba una caída del precio de sus acciones de un 1,95 por ciento.

Deutsche Telekom dijo que apunta a lograr cerca de 19.100 millones de euros (26.340 millones de dólares) de utilidad recurrente ajustada (EBITDA) en 2011, ligeramente menos que en 2010, y a generar un flujo de liquidez libre de al menos 6.500 millones de euros.

ELOGIOS   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del logo de la firma Deutsche Telekom en su sede central en Bonn, Alemania, feb 25 2010. Deutsche Telekom espera un a&ntilde;o de estancamiento en las ganancias, uni&eacute;ndose a la liga de principales operadores europeos de telecomunicaciones que luchan por defender el dominio de sus mercados nacionales. REUTERS/Ina Fassbender</p>