Los activistas saudíes prevén protestas y esperan cambios

lunes 28 de febrero de 2011 15:24 GYT
 

Por Asma Alsharif

JEDDAH, Arabia Saudita (Reuters) - Activistas prodemocracia en Arabia Saudita dicen que el Gobierno está siguiendo de cerca las redes sociales para frenar cualquier manifestación inspirada en las revueltas que han barrido los países árabes y derrocado a los dirigentes de Egipto y Túnez.

Los activistas han abierto páginas en Facebook instando a protestas el 11 y 20 de marzo, con más de 17.000 seguidores en total, pero la policía se las arregló para frustrar protestas en la ciudad de Jeddah, a orillas del mar Rojo, subrayando las dificultades de tal movilización en el reino conservador.

En uno de los casos, en torno a 30 o 50 personas fueron detenidas por la policía cuando se reunieron en las calles, dijeron testigos. En el segundo, las fuerzas de seguridad inundaron la zona de una protesta que había sido anunciada en Facebook, atemorizando a los manifestantes, que huyeron.

"Están vigilando de cerca lo que la gente está diciendo en Facebook y Twitter", dijo el bloguero saudí Ahmed al-Omran. "Obviamente, están ansiosos ya que están rodeados de inquietud y quieren asegurarse de que no lo logremos", agregó.

Arabia Saudita, principal productor de petróleo del mundo, prohíbe las protestas públicas y los partidos políticos. En 2004, fuerzas de seguridad saudíes armadas con porras y escudos frustraron protestas en Riad y Jeddah convocadas por un grupo disidente saudí en Londres.

La semana pasada, el rey Abdullah, aliado de Estados Unidos, ordenó un aumento de sueldo para los saudíes, junto con otros beneficios, a su vuelta a casa tras tres meses de tratamiento médico en el extranjero.

La medida, valorada en 37.000 millones de dólares, fue un intento aparente de aislar al régimen de la ola de protestas que afectan a los países árabes, pero los activistas quieren más que dinero.

No ha habido muestras de que el reino vaya a introducir elecciones a la Asamblea de la Shura, que funciona casi como un parlamento, o una nueva ronda de elecciones municipales.   Continuación...