ENFOQUE-Cambio climático ayuda a insectos forestales

sábado 5 de marzo de 2011 10:33 GYT
 

Por Alister Doyle

AAS, Noruega (Reuters) - Una pícea ha ahogado a unos cuantos escarabajos liberando resina desde su tronco, para repeler un ataque de insectos que parecen estar avanzando hacia el norte junto al cambio climático amenazando a bosques y a compañías madereras.

Otras píceas marcadas por escolitinos han tenido menos éxito en este bosque nevado cerca de Oslo, donde científicos están buscando formas de detener a los insectos cuyos parientes han causado millones de dólares en daños en América del Norte.

"Es probable que los efectos del cambio climático sean positivos para los escolitinos de pícea", dijo Paal Krokene, un investigador del Instituto Noruego de Bosque y Paisaje inspeccionando un bosque de píceas noruegas en Aas.

"No tienen tantos depredadores, y no sufren tantas enfermedades", dijo Krokene en un bosque donde el año pasado los científicos colgaron de árboles pequeñas bolsas de plástico que contenían un perfume emitido por escarabajos machos para atraer a las hembras con el fin de poner a prueba la resistencia de los árboles a los ataques.

El estudio es una iniciativa por buscar beneficios en el calentamiento global, el cual probablemente ayude a que bosques boreales o del norte crezcan mejor y avancen hacia el norte, produciendo más madera para satisfacer la demanda de China u otras economías emergentes.

Pero puede que a algunas plagas les vaya mejor que a los árboles en un clima más cálido, en parte debido a que crecen y pueden adaptarse más rápidamente. Eso significa también una amenaza para los ingresos de las firmas forestales, que respaldan las investigaciones y tratan de adaptar la gestión forestal.

Inviernos más templados y húmedos podrían además atascar las máquinas usadas por firmas madereras como International Paper, Abitibi, Stora Enso y SCA. Tormentas más fuertes presentarían desafíos, al igual que los incendios provocados por rayos donde las condiciones son más secas.

En uno de los peores ataques de insectos del norte, más de 16 millones de hectáreas de bosques de pinos en la Columbia Británica han muerto producto de una plaga de escarabajos de pino montañoso de una década de duración, que ahora ha alcanzado a Alberta.   Continuación...