5 de marzo de 2011 / 14:34 / hace 6 años

ENFOQUE-Cambio climático ayuda a insectos forestales

7 MIN. DE LECTURA

Por Alister Doyle

AAS, Noruega (Reuters) - Una pícea ha ahogado a unos cuantos escarabajos liberando resina desde su tronco, para repeler un ataque de insectos que parecen estar avanzando hacia el norte junto al cambio climático amenazando a bosques y a compañías madereras.

Otras píceas marcadas por escolitinos han tenido menos éxito en este bosque nevado cerca de Oslo, donde científicos están buscando formas de detener a los insectos cuyos parientes han causado millones de dólares en daños en América del Norte.

"Es probable que los efectos del cambio climático sean positivos para los escolitinos de pícea", dijo Paal Krokene, un investigador del Instituto Noruego de Bosque y Paisaje inspeccionando un bosque de píceas noruegas en Aas.

"No tienen tantos depredadores, y no sufren tantas enfermedades", dijo Krokene en un bosque donde el año pasado los científicos colgaron de árboles pequeñas bolsas de plástico que contenían un perfume emitido por escarabajos machos para atraer a las hembras con el fin de poner a prueba la resistencia de los árboles a los ataques.

El estudio es una iniciativa por buscar beneficios en el calentamiento global, el cual probablemente ayude a que bosques boreales o del norte crezcan mejor y avancen hacia el norte, produciendo más madera para satisfacer la demanda de China u otras economías emergentes.

Pero puede que a algunas plagas les vaya mejor que a los árboles en un clima más cálido, en parte debido a que crecen y pueden adaptarse más rápidamente. Eso significa también una amenaza para los ingresos de las firmas forestales, que respaldan las investigaciones y tratan de adaptar la gestión forestal.

Inviernos más templados y húmedos podrían además atascar las máquinas usadas por firmas madereras como International Paper, Abitibi, Stora Enso y SCA. Tormentas más fuertes presentarían desafíos, al igual que los incendios provocados por rayos donde las condiciones son más secas.

En uno de los peores ataques de insectos del norte, más de 16 millones de hectáreas de bosques de pinos en la Columbia Británica han muerto producto de una plaga de escarabajos de pino montañoso de una década de duración, que ahora ha alcanzado a Alberta.

Los estados estadounidenses de Colorado y Wyoming también se ven gravemente afectados.

Jim Bouldin, un ecólogo de la Universidad de Davis, California, dijo que existían fuertes evidencias de que los escarabajos se dirigían al norte y a mayor altura en Canadá y Estados Unidos hacia bosques que se habían salvado de sus ataques durante varios cientos de años.

Plagas

El Gobierno de Columbia Británica ha hecho hincapié en que el cambio climático es un factor importante en la propagación de los escarabajos, principalmente en viejos pinos contortos, lo que aporta argumentos a favor de un impuesto integral al carbono -el único en América del Norte por ahora.

Pero las plagas no siempre están destinadas a ganar en los bosques boreales en un círculo que va desde Rusia, Europa y América del Norte. "Para empezar, las predicciones en la ecología son bastante difíciles. El cambio climático hace que el problema sea aún mayor", dijo Bouldin.

La reducción de la superficie forestal, los cortafuegos y otras medidas pueden ayudar a disminuir las plagas. Normas comerciales más estrictas pueden evitar las importaciones de pestes en madera infestada. Y las naciones nórdicas dicen que sus bosques, cosechados más regularmente, parecen ser menos vulnerables.

"Los bosques escandinavos no son objeto de tales riesgos como en Canadá ya que están más controlados. No hay grandes extensiones de bosques viejos y vírgenes vulnerables a plagas", dijo Bjorn Lyngfelt de SCA Forest Products.

Y la Organización para la Agricultura y la Alimentación de la ONU (FAO, por su sigla en inglés) dijo en un estudio del 2010 que "no se observó tendencia significativa alguna" en brotes globales de insectos y plagas en los bosques del mundo desde 1990 a 2005. Pero puede que eso en parte se deba a una falta de datos.

Los ataques por parte de la polilla de alerce en Suiza aparentemente se han detenido en las últimas tres décadas, dijo

Fao.

Olas de frío en partes del hemisferio norte este invierno podrían haber matado a algunos insectos aunque 2010 fue el año más cálido según se tiene registro junto a 2005 y 1998.

En Europa, unas 20 naciones informaron sobre daños producto del escarabajo de corteza de pícea, algunas en nuevas zonas más al norte y convirtiéndola en la peste más ampliamente registrada, según FAO. Otras son la polilla gitana o el tortrícido de roble europeo.

En Aas, unos pocos grandes árboles han repelido a los escarabajos liberando una pegajosa resina, una defensa que evolucionó con el transcurso de millones de años. La resina en un árbol enterró a escarabajos de menos de medio centímetro de largo que lo atacaron en 2010.

Otros árboles han sido infectados pausadamente por hongos portados por los escarabajos.

El estudio será incorporado a una investigación en Canadá que muestra que el hongo que porta el escarabajo de pino montañoso debilita los árboles e incluso puede alimentarse con su resina defensiva.

Las compañías forestales están invirtiendo en investigaciones y nuevas tecnologías, por ejemplo en máquinas cosechadoras más livianas que no se quedarán empantanadas en suelos más enlodados.

Terhi Koipijarvi de Stora Enso en Helsinki dijo que era imposible saber si una reciente combinación de inviernos más fríos y veranos más cálidos en la región nórdica podría ayudar al crecimiento de árboles y matar pestes en invierno.

"Si bien los inviernos más fríos facilitan el transporte de madera, los veranos más cálidos no implican automáticamente un mejor crecimiento, ya que éste depende de tantos otros factores, como la humedad, los nutrientes, los insectos, etc.", dijo Koipijarvi.

Y algunas plagas viven debajo de la nieve en invierno, que actúa como capa de aislamiento. Las temperaturas veraniegas podrían ser más críticas ya que los escolitinos a veces producen dos generaciones en lugar de una, lo que significa dos ataques a árboles al año.

Editado en español por Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below