8 de marzo de 2011 / 20:04 / en 7 años

ANALISIS-Recrudece pelea mercado telefonía México, final abierto

<p>Foto de archivo de una tienda de venta de tel&eacute;fonos m&oacute;viles en Ciudad de M&eacute;xico, oct 20 2009. La lucha por el mercado de las telecomunicaciones mexicano es una guerra: mientras empresas rivales se unen contra Carlos Slim, el magnate les responde cortando la compra de publicidad, en una pulseada en la que deber&aacute; ceder el que m&aacute;s dinero pierda. REUTERS/Daniel Aguilar</p>

Por Tomás Sarmiento

MEXICO DF (Reuters) - La lucha por el mercado de las telecomunicaciones mexicano es una guerra: mientras empresas rivales se unen contra Carlos Slim, el magnate les responde cortando la compra de publicidad, en una pulseada en la que deberá ceder el que más dinero pierda.

Gigantes como el grupo de medios Televisa, junto a la cadena TV Azteca y la telefónica móvil Nextel, se enfrentan a las hegemónicas Telmex y América Móvil de Slim en la pugna por clientes de servicios “triple play”.

La eterna piedra de la discordia es la tarifa de interconexión, el monto que cobran las telefónicas para cursar llamadas de empresas rivales en sus redes.

Como la red fija de Telmex -un ex monopolio estatal- y la red celular de América Móvil son las mayores del país, es claramente Slim quien más se beneficia por interconectar a sus rivales.

Y según analistas, autoridades y jugadores del mercado, con la tarifa que promedia alrededor de 1 peso (8 centavos de dólar) por minuto, el magnate está cobrando demasiado.

Iusacell, la telefónica celular del Grupo Salinas que también es propietario de TV Azteca, llamó “depredatoria” la tarifa de interconexión de Telcel, el nombre comercial de América Móvil en México.

Cablevisión, la unidad de cable y triple play de Televisa, se sumó a Iusacell y juntos acusaron a Telcel de cometer “abusos” y exigieron al Gobierno que intervenga.

“Están midiendo fuerzas (...) están tratando de defender sus mercados, cada uno los suyos”, dijo Nymia Almeida, analista líder de telecomunicaciones de Moody’s de México.

Slim no se quedó de brazos cruzados. Telcel aseguró que sus rivales no invierten lo suficiente en el país y que buscan “precios de ganga” para conectarse a su red. Y fue más allá.

Este año Slim no compró espacio publicitario por anticipado en Televisa, la cadena de mayor audiencia del país, porque no está de acuerdo con los precios pedidos.

Y ese es un golpe duro. La publicidad del grupo de empresas de Slim representó para Televisa el 1.5 por ciento de sus ventas totales en el 2010.

TV Azteca, la segunda mayor cadena televisiva mexicana, anunció que las compañías de Slim tampoco iban a anunciar en sus pantallas.

Telmex dijo además que TV Azteca la presionaba para negociar una interconexión más baja para Iusacell, en una clara señal del cruce de presiones e intereses que enreda el mercado.

SLIM VS EL RESTO DEL MUNDO

Desde hace más de una década, los rivales de Telmex y Telcel las acusan de aprovechar su posición dominante para bloquear con prácticas desleales el crecimiento de sus competidores. Las empresas han presentado recursos legales contra varias investigaciones.

De acuerdo con las leyes mexicanas, los reguladores sólo pueden mediar entre las empresas pero no tienen potestad para fijar tarifas.

Para algunos expertos, el tema de fondo es que los rivales de Telmex no quieren que el gigante debute en el mercado de TV de paga y complete su oferta de servicios mientras reina tan claramente en telefonía e internet.

“En el fondo está el triple play, porque (Telmex) le va a competir directamente (...) a Televisa con Sky (la unidad de TV satelital de Televisa) como a Cablevisión”, dijo Jorge Alvarez Hoth, un ex subsecretario de Comunicaciones de México que supervisó el sector durante el Gobierno anterior.

Telmex espera desde hace años la autorización del Gobierno para ofrecer TV de paga, pero entre las condiciones que impusieron los reguladores está resolver pleitos de interconexión con sus rivales.

“Ciertamente no creo que deban autorizarle a ofrecer servicios de video hasta que pongan su red a disposición (...) y estén de acuerdo con una interconexión basada en costos”, dijo Dimitri Ypsilanti, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Telcel ofreció en febrero a sus rivales los mismos términos del acuerdo de interconexión que tiene con Telefónica, la segunda mayor operadora de móviles de México.

Con ese pacto, su tarifa de interconexión bajaría gradualmente un 37 por ciento para el 2014, desde los 0.95 pesos por minuto actuales.

“La verdad es que esto no da nada al mercado (...) están haciendo una falsa apertura”, dijo a Reuters Gustavo Cantú, vicepresidente de Nextel de México, de la estadounidense NII Holdings.

La pulseada entre Slim y sus rivales de telecomunicaciones no parece estar cerca de culminar.

“Yo creo que en la administración de (el presidente Felipe) Calderón (que concluye en el 2012) este asunto no tiene salida pronto”, dijo Alvarez. “No se van a poner de acuerdo en el tema de interconexión”, concluyó.

(1 dólar = 12 pesos)

Editado en español por César Gabriel Illiano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below