Recuperación automotrices Japón de terremoto podría tomar meses

viernes 25 de marzo de 2011 10:31 GYT
 

Por Chang-Ran Kim

TOKIO (Reuters) - La producción perdida en las dos semanas desde que un terremoto y un tsunami golpearon el noreste de Japón supera el tercio de millón de vehículos, y podrían pasar meses, y no semanas, antes de que las automotrices del país puedan volver a ponerse en marcha.

Los autos tienen hasta 30.000 partes, un 70 a un 80 de las cuales son provistas por cientos de fabricantes de partes. Un solo tornillo perdido puede paralizar las líneas de ensamblaje y desatar una reacción en cadena en el proceso de manufacturas.

Con cerca de 500 fabricantes de partes afectados por el terremoto y el tsunami, la industria automotriz japonesa es especialmente vulnerable a un quiebre en la cadena de suministros.

"Estamos en una etapa en la que sólo podemos esperar una mejora gradual", dijo el analista de autos Kurt Sanger, de Deutsche Securities.

Antes del desastre, la industria automotriz japonesa, de 700.000 millones de dólares, estaba recién recuperándose tras una brutal crisis financiera que desplomó a las ventas de autos en el mundo.

Los fabricantes recortaban costos y aumentaban la producción en el exterior para paliar un yen más fuerte.

El terremoto del 11 de marzo daño a una fábrica de Renesas Electronics Corp, uno de los principales proveedores de unidades de microcontrol para automóviles.

Cerca de un quinto de la producción global automotriz depende de los productos de su planta Naka, en la prefectura de Ibaraki, según estimaciones de Deutsche Securities.   Continuación...

 
<p>Un grupo de veh&iacute;culos destru&iacute;dos tras un sismo y posterior tsunami cerca del &aacute;rea de una f&aacute;brica en Sendai, Jap&oacute;n, mar 16 2011. La producci&oacute;n perdida en las dos semanas desde que un terremoto y un tsunami golpearon el noreste de Jap&oacute;n supera el tercio de mill&oacute;n de veh&iacute;culos, y podr&iacute;an pasar meses, y no semanas, antes de que las automotrices del pa&iacute;s puedan volver a ponerse en marcha. REUTERS/Kim Kyung-Hoon</p>