Sharp suspende la producción de dos plantas de pantallas de TV

lunes 11 de abril de 2011 07:51 GYT
 

Por Isabel Reynolds

TOKIO (Reuters) - Sharp anticipa que hasta principios de mayo se mantendrá la producción suspendida en dos plantas japonesas de pantallas de cristal líquido (LCD), en medio de una demanda en declive de televisores en Japón y el desabastecimiento de un gas usado en la producción.

Sharp, cuyas ventas de televisores están centradas en el mercado japonés, dijo que la drástica caída del consumo tras el desastre del 11 de marzo será particularmente dolorosa en un año en el que ya se esperaba una caída en el sector.

Las acciones de Sharp perdieron un 1,3 por ciento, frente a la caída de un 0,5 por ciento en el índice Nikkei.

"Tras el desastre, la demanda para televisores de pantalla plana no era tan fuerte como habíamos anticipado", dijo la portavoz de Sharp Miyuki Nakayama. "Tenemos un inventario de un mes pendiente", añadió.

La firma de investigación BCN dijo que las ventas de marzo en Japón de televisores de pantalla plana se quedaron en dos tercios, respecto de la cifra del año anterior, tras haber mostrado algunas señales de recuperación.

Se esperaba que las ventas de televisores en Japón cayeran de nuevo después de julio, cuando Japón complete el paso a la televisión digital terrestre, pero el analista de BCN Eiji Mori dijo que podría haber una mejora a lo largo del año cuando el norte de Japón empiece a recuperarse.

La producción se paralizó este mes en la planta de Sharp de Kameyama en la prefectura de Mie y su planta de tecnología punta Sakai en Osaka, que fabrica grandes pantallas LCD para televisores.

Sharp pretende mantener estable la producción de pantallas LCD más pequeñas para teléfonos inteligente y otros dispositivos.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del logo de la firma Sharp en su sala de muestras de Tokio, ene 10 2009. Sharp anticipa que hasta principios de mayo se mantendr&aacute; la producci&oacute;n suspendida en dos plantas japonesas de pantallas de cristal l&iacute;quido (LCD), en medio de una demanda en declive de televisores en Jap&oacute;n y el desabastecimiento de un gas usado en la producci&oacute;n. REUTERS/Stringer</p>