Microsoft explica retraso en actualización de Windows Phone 7

miércoles 13 de abril de 2011 14:24 GYT
 

SEATTLE, EEUU (Reuters) - Microsoft explicó el miércoles el retraso en la actualización de su nuevo software para móviles culpando principalmente a los fabricantes de teléfonos.

El sistema Windows Phone 7, lanzado el pasado octubre en un intento de Microsoft por alcanzar a Apple y a Google en el mercado de los teléfonos móviles avanzados, fue bien recibido, pero a la vez criticado por la falta de algunas funciones básicas como el "corta y pega".

En un principio, Microsoft dijo que habría disponible una actualización para principios de 2011 con la que solucionar el problema, pero aún no se ha aplicado para la mayoría de los usuarios.

"Teníamos previsto que saliera antes," explicó Joe Belfiore, jefe del software para móviles Windows de Microsoft, en una conferencia de desarrolladores de software que tuvo lugar el miércoles en Las Vegas.

Belfiore comentó que la actualización se había iniciado, pero que la compañía tuvo problemas con algunos teléfonos recién fabricados que no funcionaban correctamente tras la actualización.

El ejecutivo optó por no mencionar a ningún fabricante.

Samsung Electronics, HTC y LG Electronics son las principales empresas que producen teléfonos móviles con el sistema Windows.

Una vez que la empresa halló los problemas, puso a punto su procedimiento de actualización, dijo Belfiore, que añade más tiempo al proceso.

"Nos pareció que sería mejor ser un poco pacientes, asegurarnos de que cuando llegasen las actualizaciones se producirían de forma segura, pero por desgracia ha habido un retraso a la hora de conseguir ciertos aspectos", recalcó.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del logo de la firma Microsoft impreso en un ventanal de su primera tienda minorista de Scottsdale, EEUU, oct 22 2009. Microsoft explic&oacute; el mi&eacute;rcoles el retraso en la actualizaci&oacute;n de su nuevo software para m&oacute;viles culpando principalmente a los fabricantes de tel&eacute;fonos. REUTERS/Joshua Lott</p>