17 de mayo de 2011 / 13:37 / en 6 años

Japón mantiene calendario de cierre de Fukushima, pese a reveses

<p>Un veh&iacute;culo de bombeo de concreto roc&iacute;a agua al interior del reactor n&uacute;mero 4 de la planta nuclear Fukushima Daiichi en Jap&oacute;n, mayo 6 2011. Jap&oacute;n desvel&oacute; el martes nuevos planes para contener la crisis en la central nuclear de Fukushima, da&ntilde;ada por el sismo y tsunami del 11 de marzo, tras admitir que afronta desaf&iacute;os mayores de los previstos, pero mantuvo el objetivo de controlar los reactores en enero pr&oacute;ximo.Tokyo Electric Power Co/Handout Imagen para uso no comercial, ni ventas, ni archivos. Solo para uso editorial. No para su venta en marketing o campa&ntilde;as publicitarias. Esta imagen fue entregada por un tercero y es distribuida, exactamente como fue recibida por Reuters, como un servicio para clientes.</p>

Por Shinichi Saoshiro y Kiyoshi Takenaka

TOKIO (Reuters) - Japón desveló el martes nuevos planes para contener la crisis en la central nuclear de Fukushima, dañada por el sismo y tsunami del 11 de marzo, tras admitir que afronta desafíos mayores de los previstos, pero mantuvo el objetivo de controlar los reactores en enero próximo.

Más de dos meses después del terremoto de magnitud 9 y del mortal tsunami posterior provocaran el peor desastre nuclear del mundo desde el accidente de Chernóbil, las autoridades dicen que hay menos riesgo de otra explosión en Fukushima.

Pero aseguraron que cada paso para recuperar el control de la instalación se ha visto acompañado de nuevos reveses.

La crisis desató una revisión total de la política energética nacional, en la que se incluía el objetivo de generar la mitad de la electricidad del país con energía nuclear en el 2030.

Desde el principio, el calendario para estabilizar Fukushima, anunciado hace poco más de un mes, fue recibido con escepticismo por expertos y el público japonés por igual, pero cualquier cambio sobre el objetivo original estaba considerado como demasiado costoso políticamente para el Gobierno.

Tokyo Electric Power Co (Tepco), operador de la central, dijo que ha abandonado el plan inicial de estabilizar los reactores inundándolos con agua después del descubrimiento la semana pasada de una brecha de gran tamaño en la principal vasija de contención del reactor número uno.

En cambio, ha optado por refrigerarlos mediante la circulación de agua radiactiva.

Este nuevo plan supondrá pasos costosos para descontaminar decenas de miles de toneladas de agua y para la construcción de una gran zona de almacenamiento del resto de los residuos de bajo nivel de radiación.

En una declaración que pareció admitir un riesgo que hasta ahora había minimizado, Tokyo Electric también indicó que va a reforzar su seguimiento de la radiación en el agua marina próxima y estudiará lo que se podría hacer para evitar la contaminación de las aguas subterráneas.

La empresa, una de las más importantes del país, ha dicho que aún pretende completar los pasos iniciales para limitar la emisión de más radiación procedente de la planta situada a 240 kilómetros al noreste de Tokio y cerrar los tres reactores inestables en enero del 2012.

"Sabemos que hay muchos factores y riesgos importantes, pero seguimos queriendo completar los primeros pasos en julio y el resto del plan en nueve meses", declaró en una rueda de prensa el vicepresidente de Tepco, Sakae Muto.

Muto agregó que es imposible calcular el costo de la limpieza de Fukushima, que tiene un total de seis reactores.

"Es algo que tendremos que estudiar con el tiempo", afirmó.

"TRAICION"

Consciente de la creciente frustración del público con la crisis, el primer ministro, Naoto Kan, dijo que el Gobierno apoyará a aquellos que se han visto desplazados y han perdido su empleo.

Para ello empezarán a pagar los reclamos por daños en un desastre que ha obligado a dejar sus casas a unas 80.000 personas. Aalistas dijeron que los costos de compensación podrían llegar a los 130.000 millones de dólares.

El Gobierno también ha intentado calmar los temores de los japoneses de que puedan acabar pagando una parte importante de la factura y el ministro de Comercio, Banri Kaieda, dijo que tratarán de evitar subidas de impuestos o de la cuenta de luz.

"Japón tiene que tratar de frente con la sensación de traición que están teniendo las personas que vivían cerca de la central, que mostraron durante mucho tiempo comprensión por la política de energía nuclear de Japón creyendo que era segura", manifestó Kaieda en una rueda de prensa.

El Gobierno de Kan ha sido criticado por su gestión del sismo y el tsunami, que causaron casi 25.000 muertos y desaparecidos y dejaron sin hogar a 116.000 personas más.

Nuevos datos sobre el estado de la planta facilitados en la última semana por Tepco han mostrado que los reactores sufrieron daños mucho más graves de lo que se dijo en un principio.

Las toneladas de agua utilizadas para enfriar los núcleos de los reactores -con las que se podrían llenar 36 piscinas olímpicas- son el objetivo principal del plan de ataque.

Reporte de Mari Saito; Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid; Editado por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below