La batalla por una ley británica de privacidad llega al absurdo

lunes 23 de mayo de 2011 19:37 GYT
 

Por Keith Weir

LONDRES (Reuters) - Un político británico desafió el lunes una orden judicial al identificar al jugador del Manchester United Ryan Giggs como el futbolista inmerso en una batalla legal para impedir que los periódicos publiquen acusaciones sobre una supuesta aventura.

La divulgación del nombre de Giggs será vista como una victoria para los medios contra las celebridades y sus abogados tras un intenso juego de persecuciones cada vez más absurdo que llevó al primer ministro británico, David Cameron, a prometer revisar las leyes de privacidad del país.

Los medios británicos llevan semanas luchando contra las "súper órdenes" cada vez más utilizadas por los ricos y famosos. Se trata de órdenes judiciales que impiden la publicación de historias poco favorecedoras e impiden a los periodistas informar siquiera de que existe la prohibición.

Un diario escocés, sujeto a una legislación distinta, publicó el domingo una fotografía de Giggs con una banda negra sobre los ojos el domingo con un artículo afirmando que es "insostenible" impedir a los periodistas mencionar su nombre cuando éste aparece en centenares de mensajes de Twitter, como una de las celebridades que utiliza las órdenes para contener reportes de escándalos sexuales.

"Cuando unas 75.000 personas han nombrado a Ryan Giggs en Twitter, obviamente es impracticable encarcelarlas a todas", comentó en el Parlamento el político liberal demócrata John Hemming.

Hemming, que ha hecho campaña por la libertad de prensa, empleó el privilegio parlamentario para nombrar al jugador con impunidad.

El Alto Tribunal de Londres denegó dos veces una petición del diario Sun, parte del imperio mediático de Rupert Murdoch, de que le permitieran identificar al jugador.

El juez David Eady dijo que no había interés público legítimo en la publicación del nombre, y luego el magistrado Michael Tugendhat, explicando su decisión, señaló que la ley de la privacidad también estaba relacionada con la intrusión y el acoso.   Continuación...