Robots australianos han aprendido a hablar entre ellos

lunes 30 de mayo de 2011 15:20 GYT
 

Por Amy Pyett

SIDNEY (Reuters) - Aún no están discutiendo sobre el último chisme de farándula ni dándose consejos sobre acciones, pero unos robots australianos han comenzado a hablar entre ellos y con un lenguaje de su propia invención.

Los dos "Lingodroids", desarrollados por la Universidad de Queensland, han adquirido su lenguaje común por medio de juegos de localización que les llevaron a construir un vocabulario común para los lugares, las distancias y las direcciones.

"En su situación actual de todo lo que pueden hablar es sobre conceptos espaciales, que creo que está muy bien como punto de partida", dijo Ruth Schulz, directora del proyecto.

"Pero lo importante es que se están formando estos conceptos, están empezando a entender realmente lo que significan las palabras y eso en realidad depende todo de los propios robots", agregó.

Schulz describe a los robots como "básicamente un computador portátil sobre ruedas", pero cada uno está equipado con un sonar, una cámara, un láser, micrófonos y altavoces que permiten hablar el uno al otro mientras se mueven alrededor y delimitan su entorno en juegos sobre "dónde estamos".

Con un pequeño zumbido los robots corren alrededor de una especie de oficina laberinto, esquivando obstáculos como escritorios y sillas y pitando cuando están al alcance del oído del otro.

Con una comunicación a través de pitidos, los robots tienen un diccionario interno que asocia experiencias, dónde creen que están en el mapa general de la oficina y los nombres de lugares que ya conocen.

Cuando los robots encuentran un área sin nombre generan una palabra al azar para designarlo. Cuando los robots hablan entre ellos, le dicen al otro robot la zona que han descubierto, construyendo poco a poco un léxico común.   Continuación...

 
<p>Una pareja de robots &ldquo;Lingodroids&rdquo; "conversa" en la Universidad de Queensland, Australia, mayo 30 2011. A&uacute;n no est&aacute;n discutiendo sobre el &uacute;ltimo chisme de far&aacute;ndula ni d&aacute;ndose consejos sobre acciones, pero unos robots australianos han comenzado a hablar entre ellos y con un lenguaje de su propia invenci&oacute;n. AUSTRALIA-ROBOTS/ REUTERS/University of Queensland/Handout Imagen para uso no comercial, ni ventas, ni archivos. Solo para uso editorial. No para su venta en marketing o campa&ntilde;as publicitarias. Esta imagen fue entregada por un tercero y es distribuida, exactamente como fue recibida por Reuters, como un servicio para clientes.</p>