UE acuerda penas más severas para los ciberdelitos

viernes 10 de junio de 2011 15:14 GYT
 

BRUSELAS (Reuters) - Los países de la UE acordaron el viernes endurecer las penas contra aquellos que lleven a cabo ciberataques como los registrados en las últimas semanas contra el Gobierno francés, instituciones europeas y Citigroup.

La nueva normativa, que tiene que ser aceptada por el Parlamento Europeo, establece que los piratas afronten sentencias de al menos cinco años si se les declarara culpables de causar daños graves a sistemas informáticos.

También habrá penas más severas para los autores de ataques mediante botnets (redes de computadoras infectadas programadas para enviar correos basura) y de robos de identidad. Interceptar datos ilegalmente se convertirá en un delito en la UE.

Los 27 estados miembros de la UE también acordaron aumentar la cooperación policial y judicial creando una unidad de cibercrimen que podría unirse a Europol, la agencia policial europea.

"Estaremos preparados para tomar medidas en el futuro basándose en el apoyo total de los estados miembros", dijo a periodistas Tíbor Navracsics, ministro de Justicia y Administración Pública húngaro, tras un encuentro con sus homólogos en Luxemburgo.

Los gobiernos de todo el mundo están tratando de establecer estrategias de ciberseguridad ante la creciente preocupación por la piratería delictiva y la guerra electrónica entre estados.

En febrero, Francia sufrió un ataque previo a un encuentro en París de los ministros de economía del G-20, y las instituciones europeas fueron objetivo de los ciberpiratas en la víspera de una cumbre de líderes europeos en marzo.

Esta semana, la información de 200.000 poseedores de tarjetas de Citigroup fue vulnerada por piratas, después de que una serie de empresas como Google, Sony, Nintendo o Lockheed Martin también fueran atacadas.

La policía española dijo el viernes haber desarticulado la cúpula del grupo activista Anonymous acusado de asociación ilícita y delitos informáticos, como el ataque a varias empresas e instituciones gubernamentales.

(Reporte de Christopher Le Coq; Traducido por Jaime Ortiz en la Redacción de Madrid; Editado por Lucila Sigal)