Marcas aprovecharán revolución de dominios en internet

viernes 17 de junio de 2011 17:41 GYT
 

Por Georgina Prodhan

LONDRES (Reuters) - Las empresas pronto podrían gestionar sus propias partes de internet como .apple, .coke o .marlboro si se aprueba la mayor reorganización en la concesión de dominios.

Tras años de preparación y discusiones, el ICANN, el organismo que coordina los nombres en internet, espera aprobar el lunes la medida en una reunión especial de su junta directiva en Singapur.

Hoy existen sólo 22 dominios genéricos (gTLDs) como .com, .org o .info, además de 250 dominios nacionales como .uk o .es. Pero la nueva disposición incorporaría cientos de nuevos dominios gTLDs.

La iniciativa se considera una gran oportunidad para que las marcas consigan más control de su presencia en internet y envíen a los visitantes de manera más directa a partes de sus sitios. Es también peligro para quienes no lo aprovechen.

Los nuevos dominios cambiarán también la forma en los buscadores como Google encuentran resultados y la manera en que las organizaciones utilizan los buscadores para mejorar la visibilidad de sus sitios en los resultados de búsqueda.

"Estamos aconsejando a la gente que compre sus marcas, que las aparque y por lo menos redirija a los visitantes a su sitio ya existente", dijo Theo Hnarakis, director ejecutivo de la empresa de registro de nombres australiana Melbourne IT DBS, que asesora a empresas y organizaciones de todo el mundo sobre cómo hacer negocios en línea.

Entre sus más de 3.500 clientes se incluye Volvo, Lego y GlaxoSmithKline.

Si el lunes son aprobados los cambios es probable que las solicitudes de registro se abran en enero durante un periodo de 90 días antes de cerrarse de nuevo, posiblemente por años.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de un grupo de usuarios en un locutorio de internet en Sao Paulo, mar 3 2011. Las empresas pronto podr&iacute;an gestionar sus propias partes de internet como .apple, .coke o .marlboro si se aprueba la mayor reorganizaci&oacute;n en la concesi&oacute;n de dominios. REUTERS/Nacho Doce</p>