Estudio niega plantas de semiconductores Samsung causaran cáncer

jueves 14 de julio de 2011 15:50 GYT
 

Por Miyoung Kim

GIHEUNG, Corea del Sur (Reuters) - Un estudio encargado por Samsung Electronics rechazó la afirmación de que algunos empleados habían estado expuestos a químicos cancerígenos en sus plantas.

Varios ex empleados del mayor fabricante de procesadores de memoria del mundo están reclamando compensaciones tras haberse enfermado.

Pese al hallazgo, la empresa surcoreana dijo que consideraría ofrecer apoyo financiero a algunos de sus ex empleados a los que se ha diagnosticado cáncer, tras acusaciones de grupos ciudadanos y algunos ex empleados de que el ambiente laboral les causó leucemia.

Samsung informa que 26 de sus empleados que trabajaban en sus plantas de chips tienen leucemia o linfoma, y 10 de ellos murieron de cáncer. Grupos civiles manifiestan que muchos más trabajadores enfermaron debido a peligros en el entorno laboral.

Samsung encargó el año pasado a la empresa consultora estadunidense Environ que llevara a cabo una investigación tras la presión a la que estaba sometida, pese a que dos estudios anteriores encargados por el Gobierno no hallaron problemas en las fábricas.

Samsung es el mayor fabricante de chips después de Intel y ganó 27.800 millones de dólares en ventas de chips el año pasado. Sus amplias fábricas de semiconductores en Giheung, donde su negocio de chips comenzó a principios de los 80, emplean a más de 30.000 personas.

El estudio se centró en seis casos implicados en demandas de compensación y concluyeron que no había vínculos entre la exposición laboral y los cánceres diagnosticados.

"No hallamos un vínculo entre la exposición a químicos que causan cáncer y las enfermedades de seis empleados", dijo a periodistas el jueves Paul Harper, encargado de ciencias de la salud de la firma consultora.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de la firma Samsung Electronics en su casa matriz de Se&uacute;l, mar 19 2010. Un estudio encargado por Samsung Electronics rechaz&oacute; la afirmaci&oacute;n de que algunos empleados hab&iacute;an estado expuestos a qu&iacute;micos cancer&iacute;genos en sus plantas. REUTERS/Lee Jae-Won</p>