WikiLeaks presenta queja contra Visa y Mastercard ante la UE

jueves 14 de julio de 2011 12:31 GYT
 

Por Stephen Mangan

LONDRES (Reuters) - WikiLeaks y la compañía islandesa de telecomunicaciones DataCell presentaron el jueves una queja formal ante la Comisión Europea, asegurando que las compañías de pago con tarjeta Visa Europe y MasterCard violan leyes anti competencia de la UE al bloquear sus donaciones.

Visa Europe -responsable de la mayor red de tarjetas de crédito en la Unión Europea- y MasterCard impidieron a WikiLeaks usar su red para recoger donaciones en diciembre del 2010.

La queja, presentada ante la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea, dice que Visa y MasterCard quebrantaron las previsiones anti monopolio que establecen los artículos 101 y 102 del Tratado de la UE.

DataCell, que tiene un acuerdo para recoger las donaciones de tarjetas de crédito en nombre de WikiLeaks, dice que los gigantes del pago con tarjeta han demostrado un comportamiento anticompetitivo y han abusado de su posición dominante en el mercado.

WikiLeaks, fundada por el australiano Julian Assange, instó a la Comisión de la UE a que ordene a ambas compañías de tarjetas de crédito levantar su bloqueo "con efecto inmediato".

Visa y MasterCard dejaron de procesar las donaciones para WikiLeaks después de que Estados Unidos criticó la difusión por parte de la organización de informaciones diplomáticas secretas.

Visa dijo en diciembre que estaba investigando si la naturaleza del negocio de WikiLeaks contravenía sus normas operativas.

Unos piratas informáticos en apoyo a WikiLeaks se vengaron atacando las webs de Visa y Mastercard.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del sitio web de WikiLeaks visto desde un ordenador en Hoboken, EEUU, nov 28 2010. WikiLeaks y la compa&ntilde;&iacute;a islandesa de telecomunicaciones DataCell presentaron el jueves una queja formal ante la Comisi&oacute;n Europea, asegurando que las compa&ntilde;&iacute;as de pago con tarjeta Visa Europe y MasterCard violan leyes anti competencia de la UE al bloquear sus donaciones. REUTERS/Gary Hershorn</p>