Facebook cierra las cuentas de presidiarios de EEUU

miércoles 10 de agosto de 2011 13:48 GYT
 

Por Alex Dobuzinskis

LOS ANGELES (Reuters) - Facebook ha comenzado a cerrar las cuentas de reclusos de California después de que un abusador de menores accediera a las páginas de su víctima desde la prisión, según afirmaron las autoridades y la red social.

Facebook cerró las cuentas de al menos dos reclusos y las autoridades trabajan en identificar otras a las que se haya accedido entre rejas, dijo el Departamento de Prisiones y Rehabilitación de California.

Aunque la mayoría de los reclusos de California no tiene acceso a internet, a veces se conectan con móviles de contrabando, a pesar de los esfuerzos por requisar los dispositivos, aseguraron los oficiales de prisiones.

Las autoridades penitenciarias de California, que el lunes anunciaron formalmente su acuerdo con Facebook, dijeron que habían recibido cientos de quejas de las víctimas con las que contactaban los reclusos.

Entre estos reclusos estaba el abusador de menores, que los funcionarios de prisiones aseguraron que entró en las páginas de Facebook y MySpace de su víctima y envió a su familia algunos dibujos de la niña.

La víctima tenía diez años cuando se cometieron los abusos y 17 cuando el criminal la contactó, que había utilizado internet para ver cómo llevaba la chica el cabello y qué marca de ropa utilizaba.

Facebook, con sede en Palo Alto, California, deja a los reclusos conectarse a la página si están en un estado que les permita acceder a internet.

Pero desde que California prohibió a los reclusos utilizar la web, la compañía confirmó que estaba trabajando con las autoridades para quitarlos de Facebook.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del sitio web Facebook visto en la pantalla de un ordenador en Bruselas, abr 21 2010. Facebook ha comenzado a cerrar las cuentas de reclusos de California despu&eacute;s de que un abusador de menores accediera a las p&aacute;ginas de su v&iacute;ctima desde la prisi&oacute;n, seg&uacute;n afirmaron las autoridades y la red social. REUTERS/Thierry Roge</p>