Sony compra a Ericsson su parte de la alianza en móviles

jueves 27 de octubre de 2011 08:41 GYT
 

Por Tarmo Virki

LONDRES (Reuters) - Sony está asumiendo el mando de la alianza Sony Ericsson, en su intento de ganar terreno a fabricantes de teléfonos inteligentes y tabletas como Apple y Samsung, con la compra en 1.050 millones de euros de la participación del grupo sueco en la empresa.

El acuerdo da a la japonesa la propiedad de ciertas patentes de dispositivos que estaban en manos de Ericsson y le permitirá integrar la producción de la sociedad en su propia línea de productos y contenidos.

"Podemos ofrecer más rápida y ampliamente a los consumidores teléfonos inteligentes, computadoras portátiles, tabletas y televisores que se conectan unos a otros y abren nuevos mundos para el ocio en línea", dijo el presidente y presidente ejecutivo de Sony, Sir Howard Stringer, en un comunicado.

Hasta ahora, las tabletas, juegos y otros aparatos de electrónica de consumo de Sony se han mantenido separados de los teléfonos vendidos y creados por Sony Ericsson.

"Dado que las ventas de televisión van a caer, los teléfonos avanzados parecen ir a convertirse en los productos más importantes para Sony dado que sus ventas están creciendo mundialmente y probablemente se convertirán en el principal dispositivo que la gente use para conectarse a internet", dijo el analista Nobuo Kurahashi, de Mizuho Investors' Securities en Tokio.

Las ventas de teléfonos avanzados han ido creciendo desde que Apple presentó su primer iPhone en 2007, pese a una ralentización en el mercado mundial de electrónica de consumo, y se espera que la demanda continúe en alza.

Desde hace tiempo se llevaba especulando con la adquisición de Sony Ericsson por parte del grupo japonés, y una fuente con conocimiento directo del asunto dijo a Reuters este mes que había un acuerdo en perspectiva.

"Sony tiene ahora todos los componentes para competir con Samsung y Apple. La gran pregunta es: ¿Podrá hacerlo?", dijo Pete Cunningham, de la consultora especializada Canalys.   Continuación...