Dubái vigila las redes sociales ante posibles protestas

miércoles 17 de agosto de 2011 14:38 GYT
 

DUBAI (Reuters) - Dubái está monitoreando las redes sociales en busca de intentos de organizar protestas o huelgas, dijo el miércoles un oficial de la policía, citando entre sus preocupaciones a la elevada población laboral extranjera.

El coronel Abdul Rahim bin Shafi, director del departamento de crimen organizado del Ministerio del Interior, dijo que la policía de Dubái estaba vigilando redes sociales como Twitter y Facebook.

"Quien sea que difunda noticias o declaraciones falsas o maliciosas o difunda propaganda que pueda alterar la seguridad pública podría pasar entre un mes y tres años en la cárcel", dijo Bin Shafi a Reuters el miércoles.

"Todos los medios están siendo monitoreados, entre ellos las redes sociales. Las personas pueden expresar su opinión sin violar las normas. Twitter y Facebook se inventaron para hacer más fácil el mundo pero si se usan mal, los perpetradores serán castigados por la ley", agregó.

Indicó que los jefes de seguridad de los Emiratos Arabes Unidos (EAU), una federación de siete miembros que incluye a Dubái y al importante productor petrolero Abu Dabi, enfatizaron cómo las redes sociales fueron usadas por saqueadores en Gran Bretaña para organizarse durante los disturbios de este mes.

"Lo que ocurrió en Gran Bretaña puede suceder aquí", dijo Bin Shafi, señalando a la población de trabajadores expatriados. "Hay una evaluación continua a nivel de jefes de departamentos y jefes de policía para seguir y analizar eventos", afirmó.

Un 80 por ciento de la población de EAU son oficinistas y obreros extranjeros, muchos de ellos de Asia. Los trabajadores asiáticos, en su mayoría procedentes del subcontinente indio, han protagonizado huelgas en el pasado por los bajos salarios y la malas condiciones laborales.

"Tenemos planes de contingencia para manejar huelgas y programas de entrenamiento para afrontar estas situaciones", dijo Bin Shafi.

Las fuerzas de seguridad de EAU han reprimido a un creciente círculo de activistas que hacen campaña a favor de reformas democráticas en unos emiratos dominados por tribus dinásticas y familias comerciantes aliadas.

El año pasado, los Emiratos amenazaron con suspender los servicios de BlackBerry por el acceso a correos encriptados y servicios de mensajería. Posteriormente llegó a un acuerdo para que el fabricante canadiense del smartphone, Research In Motion, cumpliera con sus regulaciones.

(Información de Mahmoud Habboush; Traducido por la Redacción de Madrid)