Detenido un periodista especializado en Hollywood por escuchas

jueves 18 de agosto de 2011 14:12 GYT
 

LONDRES (Reuters) - La policía británica que investiga el escándalo de las escuchas telefónicas en el desaparecido News of the World, de Rupert Murdoch, detuvo al veterano reportero de Hollywood del tabloide James Desborough, dijo una fuente familiarizada con el caso.

La policía dijo que habían detenido al hombre de 38 años, sospechoso de conspirar para interceptar comunicaciones, tras llegar a una comisaría del sur de Londres el jueves por la mañana para una cita.

Desborough se unió a News of the World en 2005 como periodista de noticias y espectáculos y fue promocionado a director en Estados Unidos, con sede en Los Angeles, en el 2009. Trabajó para News of the World hasta su cierre el mes pasado.

La página web del diario The Guardian dijo que se creía que las acusaciones estaban relacionadas con los acontecimientos ocurridos antes de la marcha de Desborough a Estados Unidos.

Agencias de Estad están investigando si las actividades de escuchas ilegales se extendieron a EEUU. Hasta ahora, no h an encontrado pruebas de ello.

La detención es la 13 este año en una investigación que ha afectado a la empresa matriz de News of the World, News Corp, y ha tenido consecuencias de gran alcance para la clase dirigente británica.

Una portavoz de News International, la delegación de medios británica de News Corp, dijo que la compañía estaba cooperando plenamente con la policía y no podía hacer más comentarios debido a la investigación policial en curso.

La ex directora de News of the World y favorita de Murdoch, Rebekah Brooks, y dos altos cargos de la policía británica han dimitido por el escándalo, mientras que Murdoch y su hijo James han testificado ante una comisión parlamentaria.

James Murdoch, que dirige las operaciones de News Corp fuera de Estados Unidos, puede ser convocado de nuevo después de que dos ex directivos de News International cuestionaran su testimonio.

Una carta publicada esta semana sugiriendo que muchos directivos en News of the World estaban al tanto del pinchazo de teléfonos, minó la defensa de la empresa que ha dicho que la ilícita práctica fue obra de un periodista granuja.

(Por Stephen Addison y Georgina Prodhan; Traducido por Redacción de Madrid; Editado por Juana Casas)