Empresas jóvenes buscan impulsar Finlandia tras crisis de Nokia

viernes 30 de septiembre de 2011 14:51 GYT
 

Por Tarmo Virki

HELSINKI (Reuters) - Los creadores de Angry Birds y otros jóvenes empresarios están encabezando los esfuerzos de Finlandia por impulsar su economía después de que Nokia admitiera su derrota en la carrera de los smartphones y despidiera a miles de trabajadores.

La conmoción inicial por la decisión tomada en febrero por el presidente ejecutivo de Nokia Stephen Elop de descartar su propio software y utilizar el Windows de Microsoft proyectó una larga sombra sobre las esperanzas de Finlandia de liderar el crecimiento tecnológico.

La portada de un tabloide mostrando una cruz de teléfonos Nokia sobre un fondo negro acentuó la crisis un día después del anuncio del primer extranjero en dirigir la compañía en sus 146 años de historia. El titular "El principio del fin" resaltaba la composición.

Pero los propios inicios de la compañía como fabricante de botas de goma quizá muestren la capacidad de innovación del país.

A pesar de que Nokia esté reduciendo puestos de trabajo, empresas como Rovio, creadora de Angry Birds, están contratando tan rápido como pueden.

"Las 'start-ups' (empresas de reciente creación) lo están haciendo mejor que nunca en este país. Llevo 18 años en esto y la acción nunca había sido tan salvaje como ahora", asegura el empresario Ville Miettinen, co-fundador del fabricante de software gráfico para móviles Hybrid Graphics.

Hybrid fue vendida a Nvidia en el 2006 y Miettinen ahora dirige Microtask, uno de los líderes del auge de las 'crowdsourcing' (empresas de externalización de soluciones a grupos indefinidos), digitalizando documentos físicos, con la ayuda de una gran audiencia en Internet.

Ikka Paananen, presidente ejecutivo de la firma de juegos por Internet Supercell, también ve una gran actividad entre las 'startups' tecnológicas. Supercell ha conseguido una comunidad de un millón de jugadores en menos de un año y ha conseguido financiación de Accel Partners, entre otros.   Continuación...