ENFOQUE-Importación autos usados, jaqueca millonaria de México

lunes 7 de noviembre de 2011 10:12 GYT
 

Por Lizbeth Díaz y Luis Rojas Mena

TIJUANA/MEXICO DF (Reuters) - Una desmedida importación de autos usados desde Estados Unidos ha inundado a México por años de vehículos "chatarra", generando pérdidas millonarias a la industria local así como un lucrativo mercado informal que florece a su sombra.

Los mexicanos han comprado al exterior unos 6.3 millones de automóviles usados desde el 2005, cuando México, Estados Unidos y Canadá abrieron sus respectivas fronteras a las unidades fabricadas en sus territorios con una antigüedad no mayor a 15 años al momento de la importación.

Pero el decreto ha golpeado particularmente a México donde muchos, por razones económicas, optan por adquirir un auto usado, incluso considerado "chatarra" en Estados Unidos, fáciles de conseguir en cientos de zonas fronterizas como San Luis Río Colorado, Nuevo Laredo, Ciudad Juárez y Tijuana.

"Definitivamente sí es más barato comprar un auto en Estados Unidos", dijo Adán, un residente en Tijuana quien prefirió solo dar su nombre. "Además de que en Tijuana se vende mucho auto robado, también es por seguridad", agregó.

Adán contrató los servicios de un "chapulín", que en lengua náhuatl (azteca) quiere decir insecto que brinca como pelota, el apodo de los mexicano-estadounidenses que pueden circular en México en vehículos con placas de Estados Unidos.

Por unos 50 dólares de comisión, un chapulín puede comprar en las "yardas" o mercados de autos usados de Estados Unidos un vehículo para luego ingresarlo a México, dejando a los compradores la potestad de iniciar el largo trámite y los costos de la importación, un paso que muchos no cumplen.

"Yo lo único que hago es traerlos a México, ya ellos se encargan de lo otro (los trámites), yo ahí no me meto", dijo un "chapulín" a Reuters bajo condición de anonimato. "Me pagan 40 ó 50 dólares, nos vemos en Tijuana, a la pasada (a unos metros de cruzar la frontera), y pues ya se ahorra su buen dinero el que quiere importar", dijo.

En un intento por detener el ingreso, México modificó el decreto y desde julio sólo permite la importación de autos de 8 y 9 años de antigüedad, pagando un arancel del 10 por ciento y un Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 16 por ciento.   Continuación...