Israelí gana Nobel de Química por cuasicristales

miércoles 5 de octubre de 2011 14:03 GYT
 

Por Patrick Lannin y Veronica Ek

ESTOCOLMO (Reuters) - Un científico israelí que sufrió años de burlas y hasta perdió un puesto de investigador por sostener que había encontrado una clase completamente nueva de material sólido ganó el miércoles el premio Nobel de Química 2011 por su descubrimiento de los "cuasicristales".

Daniel Shechtman descubrió en 1982 que los átomos en los cristales podrían empacarse en un patrón que no se repitiera a sí mismo, recordando los intrincados mosaicos del arte árabe y contradiciendo la creencia científica de que los patrones debían ser repetitivos.

Su trabajo abrió la puerta a experimentos en el uso de "cuasicristales", para aplicaciones tan diferentes como motores diésel, sartenes y LEDs.

"La gente se reía de mi", afirmó Shechtman en una entrevista este año con el diario israelí Haaretz, recordando que Linus Pauling, un coloso de la ciencia y doble ganador del Nobel, montó una temeraria "cruzada" en su contra, diciendo: "No existen los cuasicristales, sólo los cuasi-científicos".

Luego de ordenarle que volviera a leer los libros de texto, el jefe de su grupo de investigación le pidió que dejara su puesto por "generar deshonra" al equipo. "Me sentí rechazado", recordó Shechtman.

"Su descubrimiento fue extremadamente polémico", dijo el Comité del Nobel de Química de la Real Academia Sueca de Ciencias, que le otorgó el premio de 10 millones de coronas suecas (1,5 millones de dólares).

"Sin embargo, su batalla eventualmente forzó a los científicos a reconsiderar su concepción de la misma naturaleza de la materia", agregó en un comunicado.

Subrayando los patrones matemáticamente regulares pero infinitamente variados hallados en el arte árabe y persa, el panel del Nobel dijo:   Continuación...

 
<p>El cient&iacute;fico israel&iacute; Daniel Shechtman durante una conferencia de prensa en el Instituto de Tecnolog&iacute;a Technion en Haifa, oct 5 2011. Un cient&iacute;fico israel&iacute; cuyo trabajo fue alguna vez ridiculizado gan&oacute; el mi&eacute;rcoles el premio Nobel de Qu&iacute;mica 2011 por su descubrimiento de diferentes formas en que los &aacute;tomos pueden empacarse en materiales s&oacute;lidos. REUTERS/Baz Ratner</p>