6 de octubre de 2011 / 0:12 / hace 6 años

Steve Jobs autorizó biografía para que hijos lo conocieran

<p>Foto de archivo del fallecido ex presidente de Apple Steve Jobs durante la presentaci&oacute;n del iPhone 4 en la conferencia global de desarrolladores de Apple en San Francisco, jun 7 2010. Steve Jobs, un hombre que desde Apple transform&oacute; las costumbre de millones de personas, reinventando la computaci&oacute;n, la forma de escuchar m&uacute;sica y la telefon&iacute;a m&oacute;vil, muri&oacute; el mi&eacute;rcoles a los 56 a&ntilde;os tras una dura batalla contra el c&aacute;ncer de p&aacute;ncreas. REUTERS/Robert Galbraith/Files</p>

Por Alistair Barr y Poornima Gupta

CUPERTINO/SAN FRANCISCO, EEUU (Reuters) - Steve Jobs, con dolor y demasiado débil para subir escaleras pocas semanas antes de su muerte, quería que sus hijos entendieran por qué no siempre estaba para ellos, según el autor de su esperada biografía.

“Quería que mis hijos me conocieran”, dijo Jobs, según lo cita el nominado al premio Pulitzer Walter Isaacson cuando le preguntó al cofundador de Apple Inc por qué autorizó una biografía total tras vivir una vida privada, casi ascética.

“Nunca estaba allí para ellos, y querían que ellos supieran por qué y entendieran lo que hice”, contó Jobs a Isaacson en la última entrevista en la casa de Jobs en Palo Alto, California.

Isaacson dijo que visitó a Jobs por última vez hace unas pocas semanas y lo encontró con algo de dolor, en la planta baja de la casa.

Jobs se había instalado allí porque estaba muy débil para subir y bajas escaleras, “pero su mente seguía siendo aguda y su humor radiante”, escribió Isaacson en un ensayo aparecido en Time.com y que será publicado por la revista en la edición del 17 de octubre.

Jobs murió el miércoles a los 56 años tras padecer durante largo tiempo un cáncer de páncreas.

Muestras de simpatía surgieron en todo el mundo y jefes de Estado, líderes de compañías rivales y fanáticos rindieron tributo al hombre que cambió la vida de incontables millones de personas a través de las computadoras Macintosh, el iPod, el iPhone y el iPad.

Jobs luchó con problemas de salud pero contó poco acerca de su batalla contra el cáncer desde una operación en el 2004. Cuando renunció a la presidencia ejecutiva de Apple en agosto y cedió ese lugar a Tim Cook, simplemente manifestó que ya no podía cumplir con sus obligaciones para el cargo.

Apple ha imitado el carácter de su creador ante la circunstancia de su muerte, diciendo solamente que en el momento del fallecimiento su presidente se encontraba rodeado por su esposa, Laurene, y sus familiares inmediatos. Jobs tenía cuatro hijos, producto de dos relaciones.

Las características y arreglos del funeral no han sido revelados y no se sabe cuando la compañía llevará a cabo una planeada “celebración” de la vida de Jobs. Funcionarios en Sacramento dijeron que no habrá funeral estatal o público.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

Gráfico sobre perfil de jobslink.reuters.com/tek34s

Gráfico sobre perfil breve link.reuters.com/qyf34s

Gráfico sobre acciones Apple link.reuters.com/dex24s

Gráfico sobre productos apple link.reuters.com/fuk34s

Gráfico sobre nuevo iPhone link.reuters.com/buf34s

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

En las oficinas centrales de Apple, en el corazón de Silicon Valley, los empleados -antiguos y actuales- de la compañía se reunieron con sus familias bajo un cielo cubierto para presentar sus respetos en un improvisado altar erigido cerca de las instalaciones.

“Era una persona muy reservada, pero estaba en todas partes de los productos que creaba”, dijo Glenn Harada, un ex empleado de Apple de 22 años. “El nunca trabajaba solo pero nada de esto podría haber sucedido sin él”, agregó.

Con su pasión por el diseño minimalista y un genio para la comercialización, Jobs sentó las bases para que la compañía siga floreciendo tras su muerte, opina la mayor parte de los analistas e inversores.

Pero Apple sigue enfrentando desafíos en ausencia del hombre que fue su diseñador jefe de productos, gurú de marketing y vendedor sin igual.

Los teléfonos que usan el software Android de Google están ganando espacio en el mercado de los teléfonos inteligentes, y hay dudas acerca de cuál será el próximo gran producto de Apple.

Las acciones de Apple cerraron el jueves con un descenso del 0,23 por ciento, a 377,37 dólares, en un mercado que terminó la jornada en alza.

PATRIMONIO DE JOBS: ¿CONFIDENCIAL?

Jobs, en su tradicional uniforme de jersey negro con cuello de tortuga y blue jeans, era considerado el corazón y alma de una compañía que competía con Exxon Mobil por el título de la más valiosa de Estados Unidos.

Con un valor neto estimado de 7.000 millones de dólares -incluida una participación del 7 por ciento en Walt Disney Co- se desconoce cómo se administrará el patrimonio de Jobs.

El emprendedor había sido criticado en alguna ocasión por no utilizar su enorme influencia y riqueza para la filantropía, como Warren Buffett y Bill Gates. Su muerte revivió las especulaciones sobre que parte de su patrimonio podría ser donado a grupos que investigan el cáncer o a hospitales.

La ley de California exige que el testamento sea presentado en un juzgado de sucesiones en los 30 días siguientes a la muerte.

Jobs y su esposa pusieron al menos tres propiedades en fideicomisos en el 2009, que según dicen expertos legales es una señal de que él podría haber estado preparando sus activos para que siguieran siendo confidenciales al momento de su muerte.

Poner acciones y propiedades inmobiliarias en fideicomisos puede tanto minimizar los impuestos al patrimonio de una persona después de su muerte como evitar que sea revelado públicamente en un tribunal de sucesiones, dijo John O‘Grady, abogado de fideicomisos y patrimonios de San Francisco.

Jobs fue entregado en adopción poco después de su nacimiento en San Francisco a una madre estadounidense, Joanne Carole Schieble, y a un padre de origen sirio, Abdulfattah “John” Jandali.

Jobs, quien dejó la universidad, comenzó Apple Computer con su amigo Steve Wozniak en el garaje de sus padres en 1976.

“Me siento como cuando John Lennon fue asesinado. También JFK y Martin Luther King. Al igual que Steve Jobs, ellos nos entregaron esperanza”, dijo Wozniak en su página de Facebook.

Jobs cambió al mundo de la tecnología a fines de la década de 1970, cuando el Apple II se convirtió en el primer computador personal en ganar un amplio grupo de seguidores.

Y lo hizo nuevamente en 1984 con el Macintosh, que aprovechó las tecnologías de vanguardia desarrolladas en Xerox Parc y otros lugares para crear la experiencia de los computadores personales como la conocemos hoy.

La veta rebelde que era central en su imagen hizo que lo despidieran de Apple en 1985, pero regresó en 1997 y después de pocos años comenzó a presentar un trío de productos -el iPod, el iPhone y el iPad- que nuevamente cambió el orden establecido de las grandes industrias.

Reporte adicional de Michael Miller, Jennifer Saba, Sinead Carew y Liana Baker en Nueva York; Scott Malone en Columbus, Ohio; Sarah McBride en Cupertino; Poornima Gupta y Dan Levine en San Francisco; Edwin Chan en Los Angeles; Matt Cowan en Londres; y Amy Pyett en Sídney; editado en español por Hernán García y Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below