12 de octubre de 2011 / 16:58 / en 6 años

Alcalde japonés quiere desactivar un reactor cerca de Tokio

TOKIO (Reuters) - Un alcalde japonés pidió al Gobierno que desactive el reactor nuclear de su pueblo, a 110 kilómetros al noreste de Tokio, mientras el primer ministro Yoshihiko Noda intenta rehabilitar el dañado sector nuclear para ayudar a cumplir con las demandas energéticas del país.

El reactor de Tokaimura, donde nació la industria de la energía nuclear comercial japonesa a fines de la década de 1950, está cerrado desde el devastador terremoto y tsunami del 11 de marzo. En mayo comenzó su mantenimiento de rutina y la reapertura está prevista para agosto del 2012.

Sólo 10 de los 54 reactores comerciales del país siguen operando, siete meses después de que el desastre desatara una crisis en la planta nuclear Fukushima Daiichi de Tokyo Electric Power (TEPCO).

Por temor a las condiciones de seguridad, las autoridades se resisten a volver a activar los reactores una vez que iniciaron los trabajos de mantenimiento.

Pero el alcalde de Tokaimura, Tatsuya Murakami, fue el primer funcionario local en pedir la eliminación del reactor.

Murakami advirtió que, si la ola que golpeó a su comunidad el 11 de marzo hubiera sido algo más alta, el complejo Tokai Daini hubiera generado un riesgo mucho mayor que Fukushima, debido a que cuenta con 1 millón de personas dentro de un radio de 30 kilómetros y está mucho más cerca de Tokio.

Un funcionario de Tokaimura dijo el miércoles que el alcalde hizo su pedido en una reunión el día anterior con el ministro de Desastre Nuclear, Goshi Hosono.

“¿No debería desactivarse la planta?”, preguntó Murakami, según fue citado en la reunión.

El reactor de 33 años aún tiene siete años por delante hasta que se venza su licencia para operar y TEPCO contaba con que el complejo de 1.100 megavatios lo ayudara a compensar los 4.700 megavatios de energía perdida de la dañada planta Fukushima Daiichi.

El primer ministro Noda anunció que los reactores que no están en funcionamiento por tareas de mantenimiento deben reactivarse una vez que las autoridades locales confirmen que son seguros.

El nuevo líder adoptó una postura más suave que su antecesor Naoto Kan, quien concluyó en marzo que ya no valía la pena asumir el riesgo con la energía nuclear luego del peor accidente nuclear en 25 años.

Los operadores de plantas nucleares se están preparando para reportar los resultados de pruebas de estrés en los reactores al organismo supervisor, el primer paso de un largo proceso que en última instancia exigirá la aprobación de las autoridades locales para reiniciar los complejos.

Desde el comienzo de la crisis de Fukushima, Murakami ha pedido a Japón que cuide mejor a los residentes que fueron forzados a abandonar la prefectura de Fukushima y que deje de operar los reactores antiguos debido a las débiles normas de seguridad y la falta de planes de contingencia.

Reporte de Risa Maeda; Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below