14 de octubre de 2011 / 16:02 / hace 6 años

ANALISIS-Alta tecnología transforma industria en frontera México

Por Patrick Rucker y Elinor Comlay

MEXICO DF (Reuters) - La frontera norte de México, que por años estuvo dominada por plantas ensambladoras genéricas, se está convirtiendo en una plataforma para fábricas que trabajan "justo a tiempo", que se enfocan en lo que los consumidores estadounidenses quieren.

El cambio se ha dado en años recientes, a medida que la ventaja de la mano de obra barata de China y de otros exportadores asiáticos ha ido desapareciendo, y que otros factores, como la rápida entrega al cliente, se han vuelto más importantes.

El nuevo enfoque de las llamadas "maquiladoras" está inyectando vida a la región fronteriza, que podría convertirse en un centro de trabajadores calificados.

"Desde aquí, podemos llegar a cualquiera de nuestros consumidores estadounidenses en no más de cuatro días", dijo Horacio Chávez, ejecutivo de la firma de tecnología Lenovo, que cuenta con una planta en la norteña ciudad de Monterrey, donde unos 1,000 trabajadores ensamblan "laptops" y otros equipos de computadoras.

Estados Unidos, que compra el grueso de lo que México exporta, desde hace mucho tiempo ha visto la ventaja de ensamblar productos al sur de su frontera, aprovechando la mano de obra barata y abundante.

En la actualidad, el ensamblaje en masa está cediendo paso al trabajo rápido y fino, ayudando a impulsar la productividad del sector y apuntalando las oportunidades de México para resistir un crecimiento económico débil en Estados Unidos.

"Nuestros clientes requieren flexibilidad y velocidad, no grandes volúmenes", dijo Jack Chang de New Kinpo Group, firma taiwanesa de computadoras de especialidad, que está moviendo parte de su producción de China a la fronteriza ciudad de Reynosa.

Por ahora, los salarios competitivos son una carta a favor, aunque esto podría cambiar si aumenta el nivel de especialización.

Para New Kinpo, tener una parte de su producción en México es una protección contra los crecientes costos de la mano de obra en China, y le permite ser más ágil para cubrir los pedidos en Estados Unidos.

La firma está por mudar a sus trabajadores de la fábrica de 2,300 metros cuadrados que compró en diciembre a una planta cinco veces mayor.

La industria manufacturera representa hasta un 18 por ciento de la economía de México y un 13 por ciento de los empleos formales, pero aportó casi un 80 por ciento de los 231,000 millones de dólares generados en exportaciones en los primeros ocho meses del año.

Y pese a que las exportaciones manufactureras cayeron un 6.2 por ciento mes a mes en agosto y que la producción industrial bajó un 1.46 por ciento, economistas señalan que los cambios del sector ayudarán a equipar a la economía para el futuro.

ENFOQUE EN PRODUCTIVIDAD

Bienes más terminados requieren mayor capacitación de los 1.8 millones de trabajadores del sector, lo que también los hará más productivos.

Carlos Capistran, economista de Bank of America Merrill Lynch, calcula que la productividad de la industria manufacturera se ha incrementado un 5 por ciento desde el 2008, disminuyendo los costos por unidad laboral y ayudando a México a ganar una mayor participación de mercado en Estados Unidos.

"Debería ayudar a México a crecer por encima del potencial este año, inclusive si su principal socio comercial crece por debajo de su potencial", explicó en una nota.

Además, debería ayudar a elevar el crecimiento potencial de México, permitiéndole a la economía crecer más rápido sin causar presión inflacionaria.

En reconocimiento a la importancia del sector, México anunció esta semana la extensión de beneficios fiscales para las 6,400 maquiladoras instaladas principalmente en la frontera.

Particularmente desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) en 1994, la frontera México-Estados Unidos floreció como zona industrial a la carta, en la que las firmas internacionales podían rápidamente montar una fábrica y contratar empleados poco capacitados para cubrir la demanda.

"El énfasis estaba en la línea de ensamblaje de bienes idénticos, un sistema que puede generar empleos", dijo Chris Kuehl, director del centro de estudios Armada Corporate Intelligence.

En el 2001, tras el ingreso de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y los ataques terroristas en Nueva York que hicieron más lento el cruce fronterizo, México luchó para competir con la producción barata y de alto volumen.

Pero mientras a la mercancía de Asia le toma semanas, la de una planta en Monterrey puede llegar a la frontera estadounidense en cuestión de horas.

"Canadá y Estados Unidos son un fuerte motor de crecimiento para nosotros", dijo Chávez de Lenovo.

Un estudio reciente entre ejecutivos de la industria manufacturera arrojó que el 63 por ciento cree que México es el país más atractivo para aquellos que buscan tener una planta cerca de Estados Unidos, según la firma de asesoría AlixPartners.

"De manera abrumadora, el destino favorito en este momento es México", dijo Foster Finley, director de logística y prácticas de distribución en AlixPartners.

Reporte adicional de Rachel Uranga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below