24 de noviembre de 2011 / 11:29 / en 6 años

AT&T se prepara para posible fracaso compra T-Mobile

<p>Foto de archivo de unos aparadores con tel&eacute;fonos de las firmas AT &amp; T y T-Mobile en una tienda de la cadena minorista Radioshack en Los Angeles, ago 31 2011. La posibilidad de que Deutsche Telekom venda su unidad en Estados Unidos a AT&amp;T por 39.000 millones de d&oacute;lares parec&iacute;a esfumarse el jueves, luego de que la empresa estadounidense dijo que podr&iacute;a asumir un cargo de 4.000 millones de d&oacute;lares por el fracaso del negocio. REUTERS/Danny Moloshok</p>

Por Harro Ten Wolde y Georgina Prodhan

FRANCFORT/LONDRES (Reuters) - AT&T dijo que sufrirá un cargo contable de 4.000 millones de dólares si su oferta por T-Mobile de Estados Unidos fracasa, reflejando la cada vez más escasa probabilidad de cerrar una operación que para varios políticos poderosos podría resultar dañina para el empleo.

El grupo de telecomunicaciones estadounidense y Deutsche Telekom, dueño de T-Mobile, dijeron que continuarán buscando la aprobación del Departamento de Justicia para la operación valorada en 39.000 millones de dólares, pero retiraron por ahora las solicitudes hechas al regulador del sector.

“Ambas empresas siguen impulsando la venta de T-Mobile USA a AT&T”, dijeron las dos compañías en un comunicado el jueves, que es feriado en Estados Unidos por el Día de Acción de Gracias.

El Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) se oponen al acuerdo, que reduciría el número de operadores móviles locales a tres, en momentos en que el país sufre altas tasas de desempleo.

La adquisición de T-Mobile convertiría a AT&T, la segunda empresa más grande de telefonía móvil de Estados Unidos, en el líder de un mercado que hoy encabeza Verizon Wireless, una sociedad entre Verizon Communications Inc y Vodafone Group Plc.

Las firmas explicaron que buscan centrar sus esfuerzos en obtener la aprobación antimonopolios del Departamento de Justicia, que si se opusiera a la transacción le quitaría todo significado a un visto bueno de la FCC.

La decisión del jueves se suma a otro revés en la semana, cuando la FCC dijo que enviaría la propuesta de negocio a un juez en materias administrativas para que la revise.

AT&T ha acordado pagar a T-Mobile una comisión de 3.000 millones de dólares en efectivo y 1.000 millones en espacio radioeléctrico si la adquisición no se concreta.

Las compañías dijeron que no han perdido las esperanzas de cerrar un acuerdo, pero analistas dicen que la adquisición se ve más lejos que nunca.

Las acciones de Deutsche Telekom cerraron con una caída de un 0,56 por ciento, a 8,69 euros, tras haber tocado un máximo en la sesión a 8,85 euros.

El Departamento de Justicia, que se opone al acuerdo por considerarlo lesivo para la competencia, llevó el caso a los tribunales en agosto. Se espera que el juicio comience el 13 de febrero.

Analistas del banco Espirito Santo dijeron que la decisión de AT&T de provisionar un cargo de 4.000 millones de dólares para este trimestre indica que la propia firma cree que las probabilidades de cerrar un acuerdo se han reducido.

“Esto nos dice algo también sobre los plazos. Sugiere que AT&T podría escaparse del acuerdo en la primera oportunidad que tiene (20 de marzo del 2012) sin esperar hasta el plazo final del 20 de septiembre del 2012”, escribieron en un reporte a clientes.

AT&T cuenta con 260.000 empleados, la mayor parte de ellos en Estados Unidos. Deutsche Telekom emplea a 36.000 personas en su unidad en Estados Unidos.

“No creo que haya algún político en Estados Unidos que esté interesado en ser asociado con algo que tiene un impacto negativo en la situación laboral del país”, dijo a Reuters el consultor en telecomunicaciones John Strand, de Strand Consult.

AT&T argumenta que la fusión con T-Mobile podría crear decenas de miles de empleos durante el proceso de integración y mejoramiento de las redes.

Incluso ha prometido traer de vuelta a Estados Unidos 5.000 puestos que ha trasladado al extranjero, aunque muchos observadores y políticos se muestran escépticos a esas afirmaciones.

Reporte adicional de Chris Steitz y Maria Sheahan en Francfort y Georgina Prodhan en Londres; editado en español por Javier López de Lérida y César Illiano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below