India quiere que redes sociales retiren material ofensivo

martes 6 de diciembre de 2011 12:42 GYT
 

Por Devidutta Tripathy y Anurag Kotoky

NUEVA DELHI (Reuters) - India ha instado a redes sociales como Facebook, Twitter y Google a retirar material ofensivo, lo que ha desatado una tormenta crítica entre los usuarios de Internet de la mayor democracia del mundo.

El ministro de Telecomunicaciones, Kapil Sibal, se reunió con directivos de Facebook, Google, Yahoo y Microsoft el lunes para pedirles que identifiquen el contenido, pero no se alcanzó ningún acuerdo, dijo.

Sibal negó que estuviera abogando por la censura y dijo que con algunas de las imágenes y comentarios en redes sociales se corre el riesgo de alimentar las tensiones en India, que tiene un largo historial de violencia religiosa.

Una noticia del New York Times publicada el lunes señaló que Sibal llamó a los directivos hace seis semanas y les mostró una página de Facebook que difamaba a la jefa del partido del Congreso, Sonia Gandhi, y les dijo que era "inaceptable".

El Gobierno es muy susceptible antes las críticas a la familia Gandhi. El año pasado hubo pasos para bloquear la traducción al inglés de la novela española sobre la vida de Sonia Gandhi "El sari rojo", de Javier Moro.

"Tenemos que cuidar las sensibilidades de nuestro pueblo, tenemos que proteger sus sensibilidades. Nuestro bagaje cu ltural es muy importante para nosotros", dijo Sibal a los periodistas el martes.

Sibal añadió que su ministerio estaba trabajando en directivas para llevar a cabo acciones contra compañías que no respondan a las peticiones gubernamentales, pero no especificó qué acciones podrían tomarse.

"Claramente desarrollaremos esas directivas para asegurarnos de que tal material blasfemo no forma parte del contenido de ninguna plataforma", agregó.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo de una persona visitando el sitio web Twitter con un ordenador port&aacute;til en Los Angeles, oct 13 2009. India ha instado a redes sociales como Facebook, Twitter y Google a retirar material ofensivo, lo que ha desatado una tormenta cr&iacute;tica entre los usuarios de Internet de la mayor democracia del mundo. REUTERS/Mario Anzuoni</p>