La Unión Europea esbozará estrategia de libertades en Internet

viernes 9 de diciembre de 2011 13:25 GYT
 

LA HAYA (Reuters) - La Unión Europea esbozará el lunes una estrategia para apoyar a los activistas que viven bajo gobiernos represivos y que utilizan tecnología para organizar, movilizar y ejercer sus derechos, dijo el viernes la comisaria europea Neelie Kroes.

Haciendo eco de las declaraciones del jueves de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, sobre las restricciones de internet en Rusia, Siria y China, Kroes dijo que la "Primavera Arabe" había sido un llamado de atención sobre la relación entre la tecnología y los derechos humanos.

El uso de redes sociales durante los alzamientos populares de este año en el mundo árabe ayudó a derribar los regímenes autoritarios en Egipto y Túnez y provocó contraataques de los gobiernos contra internet.

En Rusia, el destacado bloguero anticorrupción Alexei Navalny fue condenado esta semana a 15 días de prisión tras participar en protestas antigubernamentales por el relleno de urnas y otras irregularidades en las elecciones parlamentarias del domingo.

Kroes, responsable por la política digital de la Unión Europea, dijo en una conferencia en Holanda sobre la libertad en Internet que se ha sentido inspirada por reuniones con activistas que luchan por la democracia en sus países.

"Estoy comprometida a hacer todo lo que pueda para apoyar su causa", dijo Kroes. "El lunes anunciaremos más detalles sobre cómo podemos seguir adelante con esto", añadió.

La comisaria también instó a las empresas de tecnología a ser transparentes sobre el equipamiento que venden a gobiernos que podrían usarlos para reprimir a sus ciudadanos.

"Si la tecnología es utilizada por ciertos gobiernos represivos para identificar a ciudadanos inocentes y poner sus vidas o libertad en peligro, deberíamos saberlo", dijo.

"Creo que ya es hora de que la industria decida dónde se posiciona y qué va a hacer. Si no como un tema moral, entonces como un asunto de reputación corporativa. Ser conocido por vender a los déspotas las herramientas para su represión son, como mínimo, malas relaciones públicas", graficó.

(Reporte de Roberta Cowan; traducido por Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid. Editado por Patricio Abusleme)