Alivio crediticio recortaría importación china de cobre, níquel

martes 20 de diciembre de 2011 08:33 GYT
 

Por Polly Yam

(Reuters) - Los inversores chinos importarán menos cobre y níquel como colateral para préstamos de corto plazo si Pekín alivia su política crediticia el próximo año, aunque seguirían buscando algo de metales si el alivio no llega al sector inmobiliario.

Una menor demanda de metal para financiamiento equipararía las importaciones con el consumo doméstico, que se desaceleraría en el 2012 por un debilitamiento de las exportaciones y de la expansión económica, lo que pondría más presión sobre los precios, que ya han caído un 25 por ciento en el 2011.

Pekín ha dicho que garantizará el crecimiento ante un panorama muy sombrío para la economía global el próximo año, aunque se abstuvo de medidas explícitas para apuntalar la economía.

Toda sintonía fina incluirá una política crediticia más flexible, en momentos en que Pekín busca mantener la estabilidad económica y social antes de un cambio de liderazgo claves hacia fines del año próximo, dijo Jing Chuan, investigador en jefe de Hua Tai Great Wall Futures en Shanghái.

Jing dijo que las importaciones de cobre y níquel eran las más populares como garantía colateral para préstamos a corto plazo ya que China no produce suficiente como para cubrir la demanda.

Desde fines del año pasado, los inversores usaron las importaciones de metales para suplir la estrechez crediticia, usando cartas de crédito para importar cobre y níquel, para luego revender el metal en el mercado doméstico o almacenarlo y usarlo como garantía colateral para más préstamos.

En los tres a seis meses que tienen para reintegrar la carta de crédito, podían prestar el dinero a tasas de interés mucho más altas o financiar sus propios proyectos, muchas veces en el sector inmobiliario.

(Editado por Juan Lagorio)