Nuevos satélites ampliarán la envergadura militar china

jueves 29 de diciembre de 2011 13:00 GYT
 

Por David Lague

HONG KONG (Reuters) - China dio esta semana un gran paso adelante en su intención de controlar el uso militar del espacio con el inicio de pruebas de su red Beidou de posicionamiento global por satélite, una iniciativa que la acercará aún más a igualar la capacidad espacial estadounidense.

Si Pekín puede desplegar con éxito los 35 satélites previstos de la red Beidou para el 2020, su Ejército prescindirá de la dependencia actual para la navegación de la señal del sistema de posicionamiento global estadounidense GPS y del sistema similar ruso GLONA SS.

Y, a diferencia de las versiones civiles menos precisas de GPS y GLONASS de que dispone el Ejército de Liberación del Pueblo (ELP), esta red dará a China la precisión para guiar misiles, munición inteligente y otras armas.

"Esto permitirá dar un gran salto en la capacidad de ataque de precisión del ELP", dijo Andrei Chang, analista con sede en Hong Kong del Ejército chino y director de la revista Kanwa Asian Defence.

China ha lanzado 10 satélites Beidou y tiene previsto poner en órbita otros seis más para finales del año próximo, según la oficina de gestión de navegación por satélite de China.

Dentro del sistema, la red Beidou, u "Osa Mayor", tendrá un importante papel junto con la red satelital de seguimiento, imagen y vigilancia remota de rápida expansión.

China niega de forma rutinaria que tenga ambiciones militares en el espacio.

El portavoz del Ministerio de Defensa, Yang Yujun, restó importancia el miércoles a los temores de que la red Beidou suponga una amenaza militar, señalando que todos los sistemas internacionales de navegación por satélite están diseñados para un uso dual civil y militar.   Continuación...