ANALISIS-Eléctricas argentinas seguirán en pérdidas en 2012

viernes 6 de enero de 2012 09:41 GYT
 

Por Karina Grazina

BUENOS AIRES (Reuters) - Las perspectivas para las distribuidoras de electricidad de Argentina son desalentadoras para este año, tras terminar 2011 con resultados de operación negativos por primera vez en casi dos décadas, golpeadas por unas tarifas congeladas y una elevada inflación.

La negativa del Gobierno a autorizar un incremento para actualizar el piso de las tarifas, congeladas hace 10 años, y con una inflación en torno al 25 por ciento anual que eleva los costos operativos, profundizará el desequilibrio financiero del sector, según expertos.

El Gobierno ha evitado en los últimos años tomar medidas impopulares como incrementar las tarifas de los servicios públicos.

Pero, con la necesidad de recortar gastos ante crecientes apremios fiscales, comenzó gradualmente en octubre a reducir millonarios subsidios que cubrían parte de las cuentas de los usuarios, lo que multiplicará el valor de los servicios de agua, gas y electricidad sin incrementar ingresos para las empresas.

"El problema es que las tarifas están congeladas o semicongeladas y los costos están aumentando, básicamente lo que tiene que ver con los salarios y la carga impositiva", indicó Rubén Pascuali, operador de la firma Mayoral Bursátil.

"Algo van a tener que hacer (el Gobierno) porque la situación es insostenible", agregó Pascuali.

Una fuente del sector eléctrico dijo a Reuters bajo condición de anonimato que "no creo que (en el Gobierno) estén pensando en subir tarifas. A lo mejor cuando empiecen con las paritarias (negociaciones salariales) le tiran un hueso a las empresas" (conceden algún incremento mínimo).

Mantener la intrincada red de subsidios estatales costó al Tesoro argentino unos 70.000 millones de pesos (16.300 millones de dólares) el año pasado, casi un 40 por ciento más que en el 2010, según cálculos privados.   Continuación...