EA vende dos millones de unidades de "Star Wars"

jueves 2 de febrero de 2012 14:55 GYT
 

(Reuters) - Electronic Arts comunicó a sus inversores que su muy esperado juego "Star Wars" comenzó con fuerza en las tiendas y negó las informaciones de que los jugadores lo estaban abandonando.

EA ha destinado más dinero y recursos a "Star Wars: Caballeros de la Antigua República" que a cualquier otro juego en sus 30 años de historia.

Wall Street sigue de cerca si el lanzamiento tiene éxito, ya que podría suponer una importante fuente de ingresos para EA en los años venideros. Si fracasa, las ganancias de EA se verán dañadas en futuros trimestres.

La compañía anunció que vendió dos millones de unidades del videojuego hasta la fecha. Tiene 1,7 millones de suscriptores activos hasta la fecha.

Frank Gibeau, presidente de EA Labels, dijo a analistas en una conferencia telefónica que la mayoría de los suscriptores eran de pago.

Dado que todos los que compran esta edición, con un precio de 60 dólares, reciben 30 días para jugar gratis, implica que los jugadores están optando por el servicio de pago, que podría contribuir a construir una base de usuarios grande y leal.

Los ejecutivos de EA desmintieron las informaciones de que un gran número de usuarios están abandonando el juego multijugador.

Cuando el juego salió al mercado el 20 de diciembre, los usuarios tuvieron que esperar mucho tiempo para conectarse a los servidores.

Pero los tiempos de espera descendieron repentinamente, lo que llevó a algunos analistas a temer que los usuarios hubieran abandonado el juego.

(Información de Liana B. Baker; Traducido por Emma Pinedo en la Redacción de Madrid)

 
<p>Imagen de archivo de un grupo de ejecutivos de Electronic Arts junto a una serie de personas disfrazadas como personajes del universo Star Wars en la apertura del mercado NASDAQ en Nueva York, dic 10 2011. Electronic Arts comunic&oacute; a sus inversores que su muy esperado juego "Star Wars" comenz&oacute; con fuerza en las tiendas y neg&oacute; las informaciones de que los jugadores lo estaban abandonando. REUTERS/Mike Segar</p>