13 de febrero de 2012 / 19:48 / hace 5 años

Un autor saudí puede ir a juicio por tuits sobre Mahoma

4 MIN. DE LECTURA

Por Asma Alsharif y Amena Bakr

YEDA/DUBAI (Reuters) - Un joven bloguero saudí y columnista fue deportado a su país para enfrentarse a juicio poco después de huir a causa de las amenazas de muerte en su contra por unos comentarios colgados en la red social Twitter considerados blasfemias contra el profeta Mahoma.

Hamza Kashgari, de 23 años, huyó de Arabia Saudita hace cuatro días pero fue detenido por la policía en Malasia cuando se dirigía a Nueva Zelanda.

Malasia, que tiene una mayoría de población musulmana y mantiene estrechas relaciones con los estados árabes, repatrió a Kashgari el domingo.

Antiguo columnista del diario Al Bilad, Kashgari había enviado una serie de tuits hace una semana sobre una conversación imaginaria con el profeta Mahoma.

En Arabia Saudita, el mayor exportador de crudo del mundo y lugar de dos sitios santos de Islam -La Meca y Medina-, tales comentarios pueden ser considerados blasfemia y castigados con la muerte según la estricta interpretación del Islam del reino.

Kashgari se disculpó por sus tuits, y un abogado saudí dijo que aunque se enfrenta a una severa condena, es improbable que se le aplique la pena de muerte.

Portavoces de los ministerios del Interior y Relaciones Exteriores declinaron hacer declaraciones sobre la situación de Kashgari, aunque el ministro de Información saudí, Abdul-Aziz Joja, respondió al incidente a través de Twitter.

"Cuando leí el post, lloré y me sentí furioso porque alguien del país de las Dos Mezquitas Sagradas ataque a nuestro profeta de una manera que no encaja con un musulmán...", dijo Joja.

"He dado órdenes para que le prohíban escribir en cualquier diario o revista saudí, y habrá medidas legales para garantizar eso", añadió.

Con motivo del cumpleaños del profeta Mahoma, Kashgari envió tres tuits de una conversación ficticia con él.

Dirigiéndose al profeta, Kashgari dijo que "amaba la rebeldía que hay en ti" y que "amaba algunos aspectos de ti, y odiaba otros".

La reacción en internet fue rápida y virulenta.

Primero, hubo una oleada de comentarios airados en Twitter, estimados en más de 30.000 en 24 horas. Una página en Facebook, "el pueblo saudí quiere un castigo para Hamza Kashgari", alcanzó rápidamente más de 20.000 miembros.

"La única opción es que Kashgari sea asesinado y crucificado con el fin de dar una lección a otros laicos", dijo un lector online, Abu Abdulrahman, en el diario al-Madina, con motivo de la noticia de la extradición de Kashgari el domingo.

Un video en YouTube de un afectado clérigo saudí Naser al Omar pidiendo la detención y procesamiento de Kashgari acabó con un virus.

Kashgari será probablemente juzgado pronto, dijeron responsables oficiales saudíes a Reuters.

El joven eliminó sus comentarios en Twitter seis horas después de haberlos publicado y divulgó una larga disculpa pública, pero su familia dijo que huyó del país porque temía por su vida.

Escrito por Reed Stevenson, Traducido por la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below