Importaciones de GNL de Japón suben a récord en enero

lunes 20 de febrero de 2012 09:56 GYT
 

TOKIO (Reuters) - Las importaciones japonesas de gas natural licuado (GNL) se dispararon a un récord en enero, principalmente para impulsar la generación de electricidad, lo que ayudó a compensar la disminución de uso de energía nuclear debido a la crisis de radiación de Fukushima.

En tanto, las importaciones de petróleo crudo de Japón, el mayor importador mundial de GNL y el tercer consumidor más grande de petróleo, cayeron un 2,1 por ciento respecto del año anterior, hasta por tercer mes consecutivo, mostraron el lunes datos del Gobierno.

El volumen de importaciones de GNL creció un 28,2 por ciento interanual. Las compras, principalmente de Qatar y Malasia, ascendieron a 8,15 millones de toneladas en enero, superando el récord anterior de 7,545 millones de toneladas fijado en agosto pasado.

Las 10 mayores empresas eléctricas regionales consumieron una cantidad récord de gas para generación eléctrica en enero, según datos de la industria. Aparte de las empresas de electricidad, los proveedores de gas de la ciudad también importan GNL.

Las importaciones japonesas de carbón térmico para la generación de electricidad aumentaron un 7,9 por ciento respecto del año anterior, a 10,03 millones de toneladas, revelaron los datos preliminares del Ministerio de Hacienda.

En contraste, Japón importó 18,83 millones de kilolitros (3,82 millones de barriles por día) de crudo el mes pasado, un 2,1 por ciento menos que un año atrás, según los datos.

Eso se compara con 19,84 millones kilolitros importados en diciembre.

A finales de enero, sólo tres de los 54 reactores nucleares de Japón estaban en funcionamiento debido a las preocupaciones de seguridad después de que el terremoto y tsunami de marzo provocaron una crisis de radiación en la planta Fukushima Daiichi, dando lugar a una contaminación generalizada y evacuaciones masivas.

Desde entonces, ninguno de los reactores cerrados por mantenimiento han reiniciado sus tareas, ya que necesitan cumplir con nuevos controles de seguridad y recibir el visto bueno de los gobiernos centrales y locales.   Continuación...