Ganancia de Deutsche Telekom cae por EEUU y Grecia

jueves 23 de febrero de 2012 13:10 GYT
 

Por Harro Ten Wolde

FRANCFORT (Reuters) - Deutsche Telekom espera para este año una baja de su ganancia estructural, después de verse forzada a asumir pérdidas por sus agobiadas unidades en Grecia y Estados Unidos, lo que significó números en rojos en el cuarto trimestre.

El grupo, que tiene su sede en Bonn dijo que prevé que las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización(EBITDA), excluyendo ítems especiales, bajen a alrededor de 18.000 millones de euros desde 18.700 millones de euros del año pasado.

Analistas sondeados por Reuters esperaban un EBITDA ajustado para el 2012 de 18.400 millones de euros, con previsiones individuales que oscilaban desde 18.100 millones a 18.900 millones de euros.

"El pronóstico para el 2012 está un punto por debajo de las expectativas, lo que la suma a sus pares que en su mayoría proporcionaron cautos panoramas, también", dijo el operador alemán, añadiendo que consideraba a la acción como "una de las mejores elecciones en un sector que en general está rezagado".

Las acciones de Deutsche Telekom bajaban un 2,74 por ciento a 8,72 euros.

Deutsche Telekom reportó pérdidas netas para el cuarto trimestre de 1.300 millones de euros (1.700 millones de dólares), debido a que los difíciles mercados en Estados Unidos y Grecia lo obligaron a recortar el valor de esas unidades en su contabilidad.

En promedio, los analistas esperaban una ganancia neta para el cuarto trimestre de 1.000 millones de euros.

La unidad griega OTE, en donde posee una participación de un 40 por ciento, registró una inesperada pérdida para el cuarto trimestre e indicó que no planeaba pagar un dividendo este año.   Continuación...

 
<p>El logo de Deutsche Telekom impreso en Bonn, feb 23 2012. Deutsche Telekom espera para este a&ntilde;o una baja de su ganancia estructural, despu&eacute;s de verse forzada a asumir p&eacute;rdidas por sus agobiadas unidades en Grecia y Estados Unidos, lo que signific&oacute; n&uacute;meros en rojos en el cuarto trimestre. REUTERS/Ina Fassbender</p>