1 de marzo de 2012 / 13:22 / hace 5 años

Japón podría quedar sin reactores nucleares en verano boreal

4 MIN. DE LECTURA

Por Kiyoshi Takenaka

TOKIO (Reuters) - Japón dijo el jueves que existe la posibilidad de que ninguno de sus reactores nucleares esté funcionando durante este verano boreal, cuando la demanda de electricidad llegue al máximo.

Sólo dos de los 54 reactores siguen operando en medio de las preocupaciones por la seguridad desde que el sismo y el tsunami del 11 de marzo desataron una crisis de radiación en la planta nuclear Fukushima Daiichi de Tokyo Electric Power Co, provocando contaminación y evacuaciones masivas.

El último reactor activo de Tokyo Electric iniciará tareas de mantenimiento el 26 de marzo, mientras que la unidad número 3 Tomari, de Hokkaido Electric, tiene previsto cerrar por chequeos de rutina a fines de abril o principios de mayo.

Ninguno de los reactores cerrados por mantenimiento han vuelto a abrir, ya que necesitan cumplir con nuevos controles de seguridad y recibir el visto bueno de los Gobiernos central y locales.

"Un ajustado equilibrio suministro-demanda (de electricidad) no afecta nuestro criterio sobre la seguridad nuclear y estamos en proceso de tomar esa decisión", dijo el ministro de Comercio Yukio Edano, que dirige la cartera de energía, al Parlamento.

"Es una posibilidad que ningún reactor reanude sus operaciones este verano (boreal)", agregó.

Fue la declaración más explícita de Edano sobre el tema. El ministro dijo en enero que Japón podría evitar los cortes obligatorios de energía registrados el verano pasado incluso si todos los reactores quedaran cerrados.

Pero algunas manufacturas, como plantas de acero, están presionando por su reactivación, por temor a que una potencial falta de energía y una electricidad más costosa afecten sus ganancias, ya golpeadas por la fortaleza del yen.

El verano pasado, fabricantes de autos y electrónica combatieron los cortes de energía trasladando los turnos de trabajo a las horas de menor actividad -un gran desafío logístico que exigió negociaciones con los sindicatos-, mientras que las grandes plantas de acero cubrieron la mayoría de sus necesidades con electricidad interna.

Ningún reactor puede volver a funcionar hasta que pase las "pruebas de resistencia" simuladas por computadora para confirmar que pueden soportar sismos y tsunamis como los que afectaron a la planta de Fukushima.

Luego, los ministros del gabinete deben respaldar la decisión y los Gobiernos locales, por costumbre pero no por ley, tienen que aceptarla también.

Después de que Fukushima derribara el mito de que la energía nuclear es segura, incluso algunas autoridades locales que apoyan esta fuente de energía exigieron nuevas guías de seguridad.

Otros se resisten a que se reanuden los reactores hasta que se complete una investigación sobre el accidente y se determinen sus causas, algo que seguramente no ocurrirá antes de mayo o junio.

Escrito por Linda Sieg, editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below