Operadores, escépticos por acuerdo deuda Grecia

viernes 9 de marzo de 2012 12:24 GYT
 

Por Kirsten Donovan

LONDRES (Reuters) - Grecia pudo haber negociado la mayor reestructuración de deuda soberana de la historia, pero los precios iniciales de los nuevos bonos que se emitirán a los acreedores mostraron que los inversores tienen poca fe en que el acuerdo pueda significar el fin de la pesadilla económica de Atenas.

Bajo el acuerdo, los acreedores privados cambiarán sus viejos bonos griegos por unos nuevos con un valor nominal mucho más bajo, menores tasas de interés y mayores vencimientos, perdiendo cerca del 74 por ciento en el valor de sus inversiones y rebajando 100.000 millones de euros de la deuda nacional.

El programa de reforma y de austeridad de Grecia exigido por el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea significa que su carga de deuda en el 2020 debería ser similar proporcionalmente a la actual de Portugal.

Esto significa que los rendimientos en los bonos griegos y portugueses deberían ser similares, siempre y cuando los inversores crean que Atenas alcanzará su meta de deuda.

Este no era el caso en el "mercado gris", donde los operadores manejan los precios antes de que un activo se emita y donde los bonos griegos mostraban rendimientos de entre 15 y 21 por ciento, muy por encima de los niveles portugueses de entre 11 y 14 por ciento.

"Uno esperaría que los rendimientos de los nuevos bonos griegos fueran cercanos a los niveles de Portugal, donde el ratio de deuda-PIB es cerca del 116 por ciento", dijo el viernes un operador internacional de bonos.

"Pero (...) el mercado está valorando una prima de alto riesgo, lo que refleja la incertidumbre por las próximas elecciones y el riesgo de la implementación de reformas", añadió el operador, y dijo que probablemente los rendimientos se mantengan en los niveles actuales por algunos meses.

El ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, elogió el acuerdo, que los acreedores internacionales exigieron a cambio del rescate de 130.000 millones de euros (172.000 millones de dólares), como un éxito para todos los griegos, que están soportando una larga recesión.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del Parlamento griego en Atenas, feb 17 2012. Grecia pudo haber negociado la mayor reestructuraci&oacute;n de deuda soberana de la historia, pero los precios iniciales de los nuevos bonos que se emitir&aacute;n a los acreedores mostraron que los inversores tienen poca fe en que el acuerdo pueda significar el fin de la pesadilla econ&oacute;mica de Atenas. REUTERS/John Kolesidis</p>