Empleos de Ericsson en Norteamérica están en la mira

viernes 9 de marzo de 2012 12:49 GYT
 

ESTOCOLMO (Reuters) - Ericsson, el principal fabricante del mundo de equipos de telecomunicaciones, recortará empleos en sus operaciones en Norteamérica como parte de una continua campaña para lograr una mayor eficiencia en un negocio que sufre una desaceleración de las ventas.

El número de empleos que se perdería sería menor al 10 por ciento de su fuerza laboral en la región de 14.800 empleos, dijo la compañía el viernes.

Si bien Ericsson tuvo un sólido 2011, la ganancia subyacente se desplomó en el último trimestre debido a una desaceleración y tras enfocarse en ganar participación de mercado, lo que socavó los márgenes.

Una de las mayores decepciones en el cuarto trimestre fue el mercado estadounidense, donde las ventas cayeron un 20 por ciento interanual y bajaron un 7 por ciento, respecto de los tres meses anteriores.

"Estamos constantemente examinando nuestra fuerza laboral para asegurarnos que tenemos a la mejor gente, con las competencias correctas y en los lugares correctos", dijo el comunicado de Ericsson.

Ericsson atribuyó el desplome en las ventas estadounidenses del cuarto trimestre a una calma en las inversiones tras un período de fuerte gasto, al igual que a los efectos de la consolidación de operadores.

Los fabricantes de equipos de redes se enfrentan a un difícil año debido a que los operadores han recortado sus gastos por la crisis financiera mundial. La presión sobre los precios, principalmente de los rivales chinos, también ha presionado al sector en los últimos años.

Nortel Networks quebró en el 2009, mientras que otros fabricantes han tenido que esforzarse para tener ganancias.

(1 dólar = 0,7534 euros)

(Por Simon Johnson y Olof Swahnberg; Editado por Javier López de Lérida)

 
<p>Foto de archivo de las afueras de la casa matriz de la firma Ericsson en Estocolmo, abr 30 2009. Ericsson, el principal fabricante del mundo de equipos de telecomunicaciones, recortar&aacute; empleos en sus operaciones en Norteam&eacute;rica como parte de una continua campa&ntilde;a para lograr una mayor eficiencia en un negocio que sufre una desaceleraci&oacute;n de las ventas. REUTERS/Bob Strong</p>