Importación carbón China, India trepará a 1.000 mln tns en 2030

miércoles 14 de marzo de 2012 10:38 GYT
 

Por Jo Winterbottom

NUEVA DELHI (Reuters) - Las importaciones de carbón térmico de China podrían elevarse a 1.000 millones de toneladas para el 2030, desde 175 millones en el 2011, mientras que las compras de India serán de al menos 400 millones de toneladas, cinco veces más que el año pasado, dijo la consultoría Wood Mackenzie.

Las importaciones aumentarán de la mano del vertiginoso crecimiento de la demanda de electricidad en dos de las principales economías de Asia, que dependen en gran medida del carbón para la generación de energía, dijo a Reuters el analista de Wood Mackenzie Prakash Sharma.

Las importaciones de India podría aumentar "sustancialmente" el próximo año si el mayor proveedor, Coal India, aumenta los precios domésticos a niveles más cercanos a los del mercado global, agregó.

"Si los precios internos de carbón suben y se ubican en línea con los valores de importación, entonces las plantas energéticas (...) preferirán el carbón importado sobre el carbón doméstico", dijo Sharma en el marco de la conferencia Coaltrans en Nueva Delhi.

Wood Mackenzie espera que las importaciones de carbón térmico de India crezcan a 95 millones de toneladas este año desde los 80 millones del 2011 y que suban a 165 millones en el 2015.

Las importaciones podría llegar a "algo así como 400 millones de toneladas en el 2030 (...) y podrían ser aún más", dijo Sharma, si los precios internos estuvieran a la par con los internacionales.

Con la demanda de India y China en ascenso, Australia e Indonesia seguirán siendo los principales proveedores, pero Rusia y Colombia se convertirán en proveedores marginales.

"Australia e Indonesia incrementarán la oferta en gran medida, pero (...) en torno al 2022, la oferta no puede satisfacer la creciente demanda, por lo que es cuando se necesita el apoyo regular de proveedores lejanos como Rusia, Colombia y Estados Unidos", dijo Sharma.

A pesar de un aumento de la oferta, sin embargo, Wood Mackenzie espera que los precios se mantengan en niveles altos debido a los mayores costos de producción, más impuestos y cuellos de botella en la infraestructura.