Artista chino dice que los censores borraron su microblog

lunes 19 de marzo de 2012 15:59 GYT
 

Por Sui-Lee Wee

PEKIN (Reuters) - Durante casi dos horas el domingo, el artista chino disidente Ai Weiwei pudo mantener una cuenta en un servicio de microblogs similar a Twitter, aumentando brevemente las esperanzas de que el Gobierno chino hubiera relajado un poco su estricto control sobre la libertad de expresión en Internet.

Su primer post decía "Prueba. Ai Weiwei. 18 de marzo del 2012".

La cuenta del artista en Sina, el operador de la plataforma de microblogs más popular de China, consiguió 10.680 seguidores en ese breve periodo, según dijo el lunes a Reuters. Entre sus comentarios estaba el alegre "El momento ha llegado. Los cielos han cambiado en China".

Poco después, sin embargo, la cuenta quedó inaccesible, al parecer borrada por censores del Gobierno.

Ai es un destacado crítico social, y el año pasado estuvo detenido sin cargos durante 81 días, hasta obtener la libertad condicional a finales de junio. El artista dijo haber utilizado su número de la seguridad social para registrar la cuenta del microblog, tras descubrir que su nombre, inesperadamente, ya no estaba bloqueado.

"Los controles son muy fuertes"; dijo Ai a Reuters por teléfono. "Ellos (el Gobierno) están muy inseguros, no están listos para ninguna clase de cambio", agregó.

No está claro qué provocó la grieta en la "gran muralla" china de Internet, ya que operadoras de microblogs como Sina cumplen las órdenes del Gobierno y supervisan el contenido, bloqueando y retirando comentarios considerados inaceptables o demasiado sensibles.

Sina no respondió a varias llamadas para pedir comentarios.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del artista disidente chino Ai Weiwei en Pek&iacute;n, nov 16 2011. Durante casi dos horas el domingo, el artista chino disidente Ai Weiwei pudo mantener una cuenta en un servicio de microblogs similar a Twitter, aumentando brevemente las esperanzas de que el Gobierno chino hubiera relajado un poco su estricto control sobre la libertad de expresi&oacute;n en Internet. REUTERS/David Gray</p>