ENTREVISTA-FUTBOL-Mundial 2014 estará listo, al estilo brasileño

viernes 23 de marzo de 2012 15:28 GYT
 

Por Hugo Bachega

BRASILIA (Reuters) - El ministro de Deporte de Brasil tiene un mensaje para aquellos que dudan que el país estará listo para ser anfitrión de la Copa del Mundo de fútbol en el 2014: observar las famosas celebraciones anuales del Carnaval de Río de Janeiro.

Cada año, las escuelas de samba de Río de Janeiro hacen milagros a último minuto cuando los preparativos parecen retrasados, poniendo en marcha un espectáculo digno de recordar.

Esa es la forma brasileña de hacer las cosas y con el Mundial no será diferente, dijo a Reuters el ministro de Deportes, Aldo Rebelo.

"Si vas a una escuela de samba una semana antes del Carnaval, no creerás que se convertirá en un desfile preciso, armonioso y exacto como sucede en esos eventos", dijo Rebelo en una entrevista en Brasilia, refiriéndose al Carnaval anual que atrae a más de dos millones de turistas.

"Las cosas siempre funcionan con las características de Brasil, que no son las de los británicos y alemanes, que quizás muchos quisieran que copiemos", agregó.

Esto posiblemente no suene muy tranquilizador para las autoridades de la FIFA, que han expresado repetidamente sus preocupaciones sobre el ritmo de los preparativos para el Mundial.

Aunque la construcción o reparaciones de los estadios parece estar encaminada, la infraestructura de transporte - desde aeropuertos hasta el transporte público - y los hoteles siguen siendo insuficientes para dar cabida a los más de 600.000 visitantes que el Gobierno de Brasil espera para el torneo.

CHOQUE CULTURAL   Continuación...

 
<p>El ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo, durante una entrevista en sus oficinas de Brasilia, mar 22 2012. El ministro de Deporte de Brasil tiene un mensaje para aquellos que dudan que el pa&iacute;s estar&aacute; listo para ser anfitri&oacute;n de la Copa del Mundo de f&uacute;tbol en el 2014: observar las famosas celebraciones anuales del Carnaval de R&iacute;o de Janeiro. REUTERS/Ueslei Marcelino</p>