30 de marzo de 2012 / 11:53 / hace 5 años

Ventas minoristas Alemania caen inesperadamente en febrero

Por Sarah Marsh

BERLIN (Reuters) - Las ventas minoristas de Alemania cayeron inesperadamente un 1,1 por ciento mensual en febrero en términos reales, poniendo freno a las expectativas de que el consumo privado apoyaría a la mayor economía de Europa en el primer trimestre.

El volátil indicador ha caído en cuatro de los últimos cinco meses, contrastando con las perspectivas para el sector minorista de que se mantendría firme debido al robusto mercado laboral.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters preveían un alza del 1,2 por ciento mensual.

"La tendencia ha sido débil por ahora, lo que ciertamente recae en el hecho de que las familias todavía no creen en una solución sostenible para la crisis de la zona euro", dijo Christian Schulz en Berenberg Bank.

"El descenso en el desempleo aún no parece haber tenido un impacto sostenible sobre el comportamiento comprador, lo que es increíble porque todas las condiciones son buenas, con tasas de interés en sus mínimos", agregó.

Las ventas minoristas subieron un 1,7 por ciento interanual, en parte gracias al día adicional de febrero del 2012, cifra que superó el pronóstico de un alza del 0,1 por ciento.

Las ventas al por menor de enero fueron revisadas al alza a una caída del 1,2 por ciento mensual, desde el descenso del 1,6 por ciento informado originalmente. Sobre una base anual, también fueron revisadas al alza a un aumento del 1,7 por ciento desde un 1,6 por ciento.

La economía de Alemania se recuperó rápidamente de la crisis financiera global del 2008/09, pero se contrajo un 0,2 por ciento a fines del año pasado debido a los problemas de deuda de la zona euro y una desaceleración global que afectó a las exportaciones y el consumo.

Economistas dijeron que el alza de los precios del petróleo fue un factor que complicó a los consumidores.

"La incertidumbre debido a los altos precios del petróleo probablemente continuará por un tiempo, dado que estamos entrando a semanas de feriados cuando los precios del combustible generalmente suben. Eso reduce el poder adquisitivo", dijo Stefan Schilbe de HSBC Trinkaus.

Agregó, en todo caso, que todavía no era tiempo de dar por perdido el consumo privado. "El mercado laboral está en una excelente forma y las negociaciones salariales podrían resultar en alzas de sueldos relativamente importantes", agregó.

Informe adicional de Alice Baghdjian y Rene Wagner, Editado en español por Ignacio Badal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below