Sony despedirá empleados buscando cambios: Nikkei

lunes 9 de abril de 2012 12:32 GYT
 

TOKIO (Reuters) - Sony Corp despedirá a unos 10.000 empleados de sus unidades en todo el mundo, o un 6 por ciento de su fuerza laboral, a fines del 2012, informó el lunes el diario Nikkei, mientras su nuevo presidente Kazuo Hirai se ve presionado para volver rentable a la firma japonesa después de cuatro años de pérdidas.

Sony, que ha previsto una pérdida neta de 220.000 millones de yenes (2.700 millones de dólares) para el año fiscal que acaba de terminar, anunció el mes pasado que Hirai se haría cargo directamente del negocio de televisores de la firma mientras se reorganiza la estructura de negocios de la compañía.

Hirai, quien asumió la presidencia ejecutiva formalmente el 1 de abril al relevar a Howard Stringer, informará el jueves sobre el plan de negocios de la empresa.

El Nikkei dijo que la mitad de los despidos se darían por la consolidación de las operaciones de químicos y de LCDs pequeños y medianos. El diario apuntó que no estaba claro cuántos de los despidos se darían en Japón y cuántos en el extranjero.

La firma de electrónicos de consumo también podría pedir que siete directores ejecutivos que sirvieron durante el año fiscal hasta marzo, incluido Stringer, regresen sus bonos, dijo el Nikkei sin citar fuentes.

Sony rehusó realizar comentarios.

Las acciones de Sony pasaron a positivo después del reporte y subían un 0,6 por ciento, en comparación al declive de un 0,9 por ciento del índice Nikkei.

(1 dólar = 82,3700 yenes japoneses)

(Reporte de Shinichi Saoshiro y Chris Gallagher; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

 
<p>Imagen de archivo de un cliente al interior de una tienda de la firma Sony en Tokio, mayo 26 2011. Sony Corp despedir&aacute; a unos 10.000 empleados de sus unidades en todo el mundo, o un 6 por ciento de su fuerza laboral, a fines del 2012, inform&oacute; el lunes el diario Nikkei, mientras su nuevo presidente Kazuo Hirai se ve presionado para volver rentable a la firma japonesa despu&eacute;s de cuatro a&ntilde;os de p&eacute;rdidas. REUTERS/Toru Hanai</p>