Toshiba descarta oferta por Elpida: fuentes

martes 24 de abril de 2012 11:23 GYT
 

TOKIO (Reuters) - Toshiba Corp ya no ofertará por el quebrado fabricante de chips japonés Elpida Memory, dijeron fuentes cercanas a las negociaciones, dejando a tres firmas extranjeras, incluidas SK Hynix y Micron Technology, en la carrera por asumir el control de la compañía.

Toshiba ha decidido no sumarse a la segunda ronda de ofertas fijada para el viernes, después de que se estancaron las negociaciones sobre una oferta conjunta con potenciales socios, entre los que se incluye la surcoreana SK Hynix, dijeron el martes las fuentes a Reuters.

Entre quienes piensan participar en las ofertas del viernes por Elpida están SK Hynix, Micron y las firmas de capital privado TPG Capital LP y Hony Capital, según las fuentes, que rehusaron ser identificadas debido a lo delicado del tema.

Anteriormente este mes, una fuente de la industria dijo a Reuters a que Toshiba se acercó a SK Hynix para tratar una oferta conjunta por Elpida Memory, después de que su oferta en solitario era supuestamente inferior a la de Micron.

Toshiba no quiso confirmar ni negar el reporte, mientras que SK Hynix rehusó confirmar si realizaría una oferta por su cuenta.

Elpida es el tercer fabricante mundial de chips de memoria dinámica de acceso aleatorio (DRAM), detrás de Samsung Electronics y SK Hynix, con una participación de mercado de cerca de un 12 por ciento.

Los oferentes posiblemente están interesados en los chips que elabora para teléfonos inteligentes y tabletas, aunque la mayor parte de los chips DRAM se usan en computadores personales.

Micron, que había estado discutiendo una asociación con Elpida antes de que la compañía japonesa cayera en bancarrota, había ofrecido al menos 150.000 millones de yenes (1.850 millones de dólares) en una primera ronda de ofertas que cerró el 30 de marzo, informó el diario de negocios Nikkei.

Elpida, creada hace más de una década mediante la fusión de varios fabricantes de chips DRAM japoneses en problemas, solicitó protección ante sus acreedores a fines de febrero. Con 5.600 millones de dólares en deuda, se convirtió en la mayor bancarrota de una industria japonesa.

(1 dólar = 81,0750 yenes japoneses)

(Reporte de Ayai Tomisawa, Reporte adicional de Miyoung Kim en Seúl; Editado en Español por Ricardo Figueroa)