Una tripulación rusa y de EEUU despega hacia estación espacial

martes 15 de mayo de 2012 11:48 GYT
 

Por Nastassia Astrasheuskaya

KOROLYOV, Rusia (Reuters) - Una nave Soyuz con dos cosmonautas rusos y un astronauta estadounidense despegó el martes con rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI) tras un retraso de más de un mes por un problema con el casco de la cápsula de fabricación rusa.

El astronauta de la NASA Joseph Acaba, el veterano cosmonauta Gennady Padalka y Sergei Revin, que viaja en su primer vuelo espacial, salieron con el cielo despejado a bordo de un cohete Soyuz TMA-04M del cosmódromo Baikonur, en Kazajistán, a las 0301 GMT.

A los tres minutos de emprender el vuelo, los tripulantes alzaron el pulgar en signo de aprobación a la cámara montada en la cápsula. Un portavoz en el Control de Misión, situado a las afueras de Moscú, dijo a los científicos y estudiantes reunidos en el lugar que los tres astronautas se sentían bien.

El trío atracará en la EEI el miércoles por la mañana, uniéndose al cosmonauta ruso Oleg Kononenko, el astronauta de la NASA Don Pettit y el tripulante de la Agencia Espacial Europa Andre Kuipers a bordo de la Estación, un centro de investigación valorado en 100.000 millones de dólares que orbita a unos 385 kilómetros de la Tierra.

Desde la retirada el año pasado de la flota de transbordadores espaciales, Estados Unidos depende de Rusia para llevar astronautas a la EEI, algo que le cuesta al país 60 millones de dólares por persona.

Moscú espera un comienzo tranquilo de misión para recuperar la confianza en su una vez pionero programa espacial tras una serie de lanzamientos accidentados el año pasado, incluyendo el fracaso de una misión presentada como el debut interplanetario ruso postsoviético.

El vuelo del martes se retrasó de su fecha original del 30 de marzo para permitir a la contratista rusa RKK Energia, propiedad en parte del Estado, que preparase una nueva cápsula después de que un accidente en las pruebas de presión dañara la cápsula de tripulación Soyuz.

La tripulación anterior de tres personas en la EEI regresó de la estación a finales de abril, tras un retraso provocado por el accidente de una nave Progress rusa no tripulada, que estalló en la atmósfera en agosto.

Ese fue uno de los cinco lanzamientos fallidos del año pasado, que empañaron las celebraciones del 50 aniversario del primer viaje tripulado al espacio, del piloto soviético ruso Yuri Gagarin, y que incluyeron la esperada misión no tripulada para devolver muestras de la luna marciana Phobos.

(Escrito por Robin Paxton en Almaty y Alissa de Carbonnel en Moscú. Traducido en la Redacción de Madrid, Editado por Lucila Sigal)

 
<p>Un cohete espacial Soyuz TMA-04M tras su despegue del cosm&oacute;dromo de Baikonur, Kazajist&aacute;n, mayo 15 2012. Una nave Soyuz con dos cosmonautas rusos y un astronauta estadounidense despeg&oacute; el martes con rumbo a la Estaci&oacute;n Espacial Internacional (EEI) tras un retraso de m&aacute;s de un mes por un problema con el casco de la c&aacute;psula de fabricaci&oacute;n rusa. REUTERS/Shamil Zhumatov</p>