Nuevo presidente ejecutivo de Sony recorta sueldos y ascensos

martes 5 de junio de 2012 10:33 GYT
 

TOKIO (Reuters) - El nuevo director ejecutivo de Sony, Kazuo Hirai, ganará menos este año a pesar de su ascenso al cargo en abril, después de la que una vez fue la compañía estrella de la electrónica registrase pérdidas récord y su cuarto año consecutivo con déficit.

Los accionistas deberán aprobar pagos por un total de 799 millones de yenes (10,210 millones de dólares) en salarios base a 21 ejecutivos para el ejercicio que finalizó el 31 de marzo, de acuerdo con los documentos remitidos el martes a los accionistas antes de su junta general anual del 27 de junio.

Siete de los beneficiarios de los bonos pagados este año, Hirai incluido, devolvieron una parte importante de sus sueldos a final de año después de la decepcionante actuación de Sony, según reveló el documento.

Golpeado por un negocio de televisión que ha acumulado pérdidas de más de 10.000 millones de dólares en la última década ante la competencia de los rivales extranjeros -especialmente de la coreana Samsung Electronics- Sony busca, bajo el mando de Harai, dar la vuelta a su negocio.

Hirai dijo que se centrará en la expansión del negocio del juego de Sony, las cámaras digitales y los teléfonos móviles, además de iniciar una unidad médica y buscar reducir costos.

Los inversores, sin embargo, todavía no están convencidos de que Harai tenga un plan para contener las pérdidas. Sus acciones se venden ahora a su nivel más bajo en tres décadas y acumulan una pérdida de un 40 por ciento desde el inicio de año fiscal.

 
<p>El nuevo director ejecutivo de Sony, Kazuo Hirai, durante una conferencia de prensa en la casa matriz de la firma en Tokio, abr 12 2012. El nuevo director ejecutivo de Sony, Kazuo Hirai, ganar&aacute; menos este a&ntilde;o a pesar de su ascenso al cargo en abril, despu&eacute;s de la que una vez fue la compa&ntilde;&iacute;a estrella de la electr&oacute;nica registrase p&eacute;rdidas r&eacute;cord y su cuarto a&ntilde;o consecutivo con d&eacute;ficit. REUTERS/Yuriko Nakao</p>