Barnes & Noble dice acuerdo EEUU sobre e-books daña al público

jueves 7 de junio de 2012 16:59 GYT
 

Por Phil Wahba

(Reuters) - Barnes & Noble ha expresado su oposición al acuerdo propuesto por el Gobierno para su demanda por fijación de precios contra las grandes editoriales y Apple, asegurando que iría en perjuicio de los vendedores de libros y de "millones y millones" de compradores.

La mayor cadena de librerías de EEUU, que lucha contra Amazon.com por el creciente mercado de los libros electrónicos, dijo en una carta enviada al Departamento de Justicia el jueves que el acuerdo conduciría a "una mayor regulación de los libros electrónicos, un aumento del precio y una reducción de las posibilidades de elección, tanto en la forma de obtener libros como en qué libros estarán disponibles".

En una acción legal antimonopolio interpuesta en abril, el Departamento de Justicia demandó a Apple y dos editoriales, afirmando que ellos y otras tres editoriales habían conspirado y acordado la fijación del precio de los e-books para despojar a Amazon.com de su posición dominante en el mercado.

Apple había convencido a los editores de utilizar un "modelo de agencia" que permite a las editoriales fijar el precio de los e-books y a cambio Apple se llevaría una cuota del 30 por ciento, afirmó el Gobierno en su día.

Barnes & Noble, que posee más de 700 librerías, dijo en su carta que la adopción del modelo de fijación de precios de agencia había reducido la participación de Amazon en el mercado de libros electrónicos a un 60 por ciento desde un 90 por ciento. Barnes & Noble afirma poseer un 27 por ciento de ese mercado.

La minorista afirmó que antes de la adopción del modelo fijación de precios de agencia ya "había perdido una sustanciosa suma de dinero en un esfuerzo por competir con los precios de Amazon y no podía hacerse con una cuota de mercado significativa".

El creciente negocio digital ha supuesto un bálsamo para las estancadas ventas de libros.

Barnes & Noble también aseguró que el acuerdo propuesto "afectaría a terceras partes inocentes, incluyendo a Barnes & Noble, librerías independientes, autores y editoriales no involucradas".

(Reporte adicional de Diane Bartz. Traducido por la Redacción de Madrid. Editado por Patricio Abusleme vía Mesa Santiago)